Golpe al Poder Legislativo: los carpetazos de la AFI presionaron sobre la Corte Suprema

Así se desprende del voto de tres miembros de la Corte. Esto permitió que el senador Luis Juez pase a integrar el Consejo de la Magistratura desconociendo lo dispuesto por el Poder legislativo


La Corte Suprema de Justicia revocó (ayer) el decreto parlamentario que designó al senador del Frente de Todos Martín Doñate como representante por la segunda minoría en el Consejo de la Magistratura y consideró que esa banca corresponde al representante de la derecha nacional, el senador Luis Juez (PRO). Un paso considerado como un verdadero golpe de la Corte Suprema sobre el otro poder del Estado nacional: el Legislativo. Lo que ha sido considerado como una clara intromisión de un poder sobre otro. De poco y nada sirvió que dos fallos anteriores destinarán la pretensión del Juez, en erigirse como miembro del Consejo de la Magistratura.

Los cortesanos, con una clara mirada partidaria señalaron que la vicepresidenta incurrió en “ardides y artimañas” para quedarse con un lugar que no le correspondía en el órgano que controla y remueve a los jueces. La realidad es muy distinta a la descripta por los magistrados.


A raíz de esta nueva estocada de los “cortesanos”, el exdiputado del Frente de Todos (FdT) Héctor Recalde afirmó que el fallo que revoca el decreto parlamentario que dividió el bloque oficialista de senadores para designar un representante ante el Consejo de la Magistratura plantea un "conflicto de poderes" y advirtió que podría haber "juicio político" a los magistrados del alto tribunal.


Cabe recordar que el bloque de senadores del Frente de Todos, con el objeto de impedir que Juntos por el Cambio tenga el control absoluto del Consejo de la Magistratura e impedir, además, que la connivencia con la Corte Suprema continúe destruyendo al Poder Judicial, dividió el bloque. Una maniobra legitima y ajustada a derecho y a cuestiones administrativas propias de la Cámara de Senadores. Gracias a esta medida, el Frente de Todos logró que el senador Martín Doñate asumiera en el Consejo de la Magistratura. Tanta legitimidad y legalidad tuvo el nombramiento de Doñate que fue la propia Corte Suprema de Justicia quien le tomó juramento. Sin embargo, en el medio sucedieron cosas


Entre esas cosas que sucedieron, los corrillos de versiones dan cuenta de que los integrantes de la Corte Suprema fueron corridos con “carpetazos” que resguarda la dirigencia de Juntos a modo de presionar y disciplinar a todos y todas aquellas personas que no quieran estar sujetos a su arbitrio. El caso más elocuente de cómo funcionan los carpetazos de Juntos sucedió cuando el diputado Facundo Manes (UCR) tuvo la ocurrencia de opinar libremente. Tanto que reconoció que el gobierno de Juntos por el Cambio espió ilegalmente a sectores propios y opositores. Entre los espiados, además de Cristina Kirchner, estuvieron Larreta, Santilli, y María Eugenia Vidal a la que le mostraron la punta de un carpetazo -causa Banco Provincia, o más conocida como Gestapo PRO, ampliar nota en siguiente link: Gestapo de Vidal: culo sucio en Juntos por el Cambio- y terminó cerrando filas a favor de Mauricio. Tanto es el temor a los carpetazos que, hasta la propia dirigencia dela UCR se desmarcó de Manes.