El “duro trabajo” de consolidar la mentira como verdad absoluta

La ex revolucionaria de Barrio Norte, Patricia Bullrich, aseguró, frente al periodistas Diego Leuco, que "Juntos por el Cambio es la anti grieta", y que estamos muy lejos de alentar estas posturas políticas que sólo buscan agredir”

Foto archivo


Por: Tano Armaleo.- No deja de ser un buen ejercicio escuchara a Patricia Bullrich, presidenta del PRO nacional y principal fogonera de Juntos por el Cambio, decir que el espacio que ella representa “es la anti grieta”, “estamos muy lejos de alentar estas posturas políticas que sólo buscan agredir”. Y pero aún cunado del otro lado, el periodista, en este caso Diego Leuco, asiste sin musitar. Mucho menos repreguntar, principio básico del buen periodismo. Si hay un valor supremo en el periodismo, es el valor de la palabra. Esa que no debiera ser alterada o mutada. No permitir que la mentira sea presentada como verdad revelada. Fue, precisamente, lo que pretendía corporizar la ex montonera de Barrio Norte en el programa (ayer) de TN conducido por Leuco.


Según la particular mirada de la ex ministra de varios gobiernos, ella, y Junto por el Cambio, “somos la anti grieta”, “somos democráticos”, “tenemos capacidad de diálogo”, “ellos son los que buscan dividir”. Demás está decir que para Bullrich la grieta comienza con el peronismo. Más precisamente, de la mano de Néstor Kirchner y continuada por Cristina y ahora, por Alberto Fernández.


Queda claro que la ex ministra no es ninguna pelotuda. Es consientes que la mentada grieta proviene del fondo de la humanidad. Y en Argentina, bien se la podría ubicar en una línea imaginaria del tiempo, en los enfrentamientos entre unitarios y federales.

Sin embargo, en ese ADN agresivo y violento que tal vez supo cultivar erróneamente en su juventud, donde discutía el respeto a la institucionalidad y a un indiscutible liderazgo político, cuestiones que por lo visto aún conserva, Patricia Bullrich dice suelta de cuerpo y con total desparpajo frente a un periodismo condescendiente, que “Juntos por el Cambio es la anti grieta”; “es un espacio democracito”. Dejando, frente a las pantallas, el mensaje de que es el Frente de Todos el espacio agresivo y pro división de la población. “Duro trabajo” el de la dirigente como es el de consolidar la mentira como verdad.


Con sólo testar los últimos acontecimientos, y sin ánimo de hacer historia, la rebeldía institucional y “subversión” que proponen desde Juntos por el Cambio, desacatando disposiciones legales en torno a las recientes medidas sanitarias instrumentadas por el gobierno nacional, revela el apego que tiene sobre las instituciones y la Ley. Si algo ha caracterizado al macrismo, tanto en sus años como gobierno, como oposición, es el total afán por dividir y enfrentar a la población. Lo más grave fue que lo hizo utilizando el poder institucional.

En alianza estratégica con los principales medios de comunicación, manipulan a la población y someten a su electorado a través de relato falaz y distante de la verdad. Al igual que un sector del periodismo, pretende - Bullrich y JxC- consolidar mentiras como si estas fueran verdades.