Debate:Maquiavelo, perversidad y grieta sobre la mesa


Macri se mostró como el candidato de la derrota frente a opositores que le facturaron la realidad

Por: Tano Armaleo.-Como era previsible, el debate puso al descubierto la pesadumbre que carga el oficialismo frente a un escenario que le anticipa una derrota en puerta. Esto se vio claramente reflejado durante toda la exposición del presidente Macri, quien obligado por la realidad y siguiendo viejos manuales publicitarios (esmerilar a quien gana), recurrió a la agresión y provocación sobre la figura de Alberto Fernández. Macri necesitaba ratificar que “ellos” (los del Frente de Todos) -la palabra más utilizada por el candidato de Juntos por el Cambio-, son los malos de la película; obviamente los puros y pulcros son los que gobiernan, "nosotros". El mensaje pro grieta fue lo que buscó instalar Macri. El resto de los candidatos hurgo por el camino de la realidad.

Cada uno a su modo y bagaje ideológico a cuesta, unos más cerca del oficialismo -por caso José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión, y otros distantes, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, el debate siguió el mismo curso del primero: satisfacer requerimientos legales y de corporaciones mediáticas. Poco y nada serio sumó en materia de calidad institucional y debate responsable. Por el propio formato establecido entre los candidatos, poco y nada sumó a la hora de descubrir pensamientos y propuestas políticas.

Pensar el debate en términos de ganadores y perdedores sería caer en la tentación de simplificarlo a un programa de lo peor de la televisión. Esos que calientan las pantallas al ritmo de agresiones, mentiras y datos falsos. La idea es ver quien agrede más mientras del otro lado de la pantalla el espectador disfruta el convite que le tira su “actor preferido”. La política, como otras actividades, es una cosa seria y mucho más cuando el destino de la patria está en juego.

El problema no es la grieta que se volvió alentar durante el debate, especialmente en ese “ellos” y “nosotros” planteado por el candidato del gobierno. Lo machiavelico y perverso es negarla y al mismo tiempo alentarla. Por eso, es más relevante saber quién es capaz de convivir con algo propio del “Homo sapiens" como es la división entre la raza huamna, y generar el mecanismo para quien pretende cruzar de un lado a otro, cuando así lo considere. Parra que esto sucede, un instancia fundamental juega el Estado.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por