Urgente: empleados del Banco Provincia juntarán firmas en Olivos y Munro

Mañana estarán en la puerta de la sucursal de Olivos. Pretenden cambiar la Ley, impulsada por Vidal, que les arrebató beneficios jubilatorios y derechos laborales.


En la jornada de mañana, y el miércoles, empleados y, jubilados y jubiladas del Banco Provincia estarán repartiendo folletos explicativos y juntando firmas para modificar la Ley (15008) que les arrebató derechos laborales y haberes jubilatorios. Ley, vale recordar, impulsada por la entonces gobernadora Vidal.


Al igual que lo viene realizando en cada distrito, mañana, a partir de las 10.30 y hasta las 14, estarán instalando una mesa en la puerta del Banco Provincia de Olivos, R. Gutiérrez y Avda. Maipú, tal cual comentara ante Lo Nuestro, Julia Medida del cuerpo de delegados. También confirmó que la dirigente de la conducción provincia Isabel Fernández estará presente, al igual que Nicolás Poggi. La actividad se repetirá el miércoles en la sucursal del Banco en Munro.

Si bien en su momento la Ley mereció el fuerte rechazo de los y las trabajadoras del Banco, lo cierto fue que la franca mayoría que tenía Juntos en la Legislatura provincial impidió el debate parlamentario, y del mismo modo abordar alternativas presentadas por el bloque del peronismo.


En la actualidad, el hecho que el Frente de Todos no tenga los votos necesarios para modificar la ley impide su tratamiento. Desde Juntos reclaman, así confían distintas fuentes ante Lo Nuestro -FdF como de la oposición- reclaman, como moneda de cambio, cargos en lugares estratégicos y el nombramiento de empleados macristas en la planta de “empleados” provinciales.


Kicillof podría sacar un Decreto anulando la Ley, sin embargo, el hecho de que el Poder Judicial de la provincia tiene un franco control por parte del macrismo impide todo tipo de discusión que tienda a mejora la vida del ciudadano de a pie; en este caso,el de los y las empleadas del Banco Provincia. Aquel que Vidal lo dejó al borde de la quiebra. Todo indica que un Decreto del gobernador tendría su correlato de la “famiglia” judicial: la inconstitucionalidad