UCR: interna judicializada y al borde de la estafa electoral

Producto de las desprolijidades al momento del recuento de votos, tal cual lo denunciado por “Protagonismo radical”, la justicia aun no dio el resultado final.



Si la interna en Juntos por el Cambio es una realidad compleja y sumamente enturbiada y operada, el radicalismo es parte de ese combustible que alimenta a la derecha nacional reunida en dicho espacio. Una clara muestra de esta situación es la interna aún no resuelta en la provincia de Buenos Aires. Mientras un sector del radicalismo provincial, aquel que expresa el oficialismo ligado al macrismo y vidalismo, asegura que ganó Maximiliano Abad, el sector crítico y distante que tiene a Gustavo Posse al frente de “Protagonismo radical”, cuestiona el recuento de votos. Tanto que duda de la transparencia y buena fe de la actual conducción de la UCR provincial encabezada por Daniel Salvador, impulsor de Abad, que el tema se encuentra en manos de la justicia.


Al respecto, y luego de que el juez federal con competencia electoral Alejo Ramos Padilla afirmara en un fallo que el recuento de la Junta Electoral de la U.C.R. de la Provincia de Buenos Aires de los votos de las elecciones internas es “provisorio” y que no tiene “validez definitiva”, los apoderados de la Lista 14 Protagonismo Radical exigirán a la Junta que “cuente todos los votos y se abstenga de declarar vencedor alguno hasta completar el recuento tal como está previsto en el Reglamento Electoral”, afirmaron.


“El mismo juez federal dice que no hay ningún escrutinio que apelar porque no hay escrutinio, por lo que pedimos que la Junta Electoral haga el escrutinio definitivo”, adelantaron los apoderados de Protagonismo Radical. “A 15 días de realizados los comicios, no hay escrutinios ni provisorios ni definitivos, no aparecen las actas físicas y tienen el problema de que han hecho un dibujo y los presidentes de mesa no le firman las actas”, afirmaron desde Protagonismo radical, espacio en el cual convergen dirigentes como Martín Lousteau, Federico Storani, Juan Manuel Casella, y Enrique “Coti” Nosiglia entre otros.


El miércoles 31 la Lista 14 presentó un escrito ante la Justicia Electoral de la U.C.R., que solicita que esa Junta realice el escrutinio provisorio con los certificados de escrutinios originales emanados de las Juntas Electorales Locales. “No vamos a aceptar fotos, ni fotocopias, ni mails, vamos a exigir los originales porque vemos enormes irregularidades sobre todo en los distritos en los que supuestamente obtuvieron diferencias en contra de nuestra lista”, dijeron.


“Necesitamos controlar la legalidad del instrumento (firmas, acta) que vinieron de las juntas locales”, sumaron y que se informe a los representantes de la Lista 14.

La lista 14 lleva en su fórmula al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, como candidato a presidente del Comité Radical de la Provincia, en las elecciones que se realizaron el 21 de marzo de este año. Al día siguiente de los comicios, en un comunicado oficial y con la firma de tres de sus cinco miembros, la Junta Electoral de la U.C.R. de la Provincia, informó que la ganadora era la Lista 23, Adelante Buenos Aires, que postula como candidato a presidir el comité provincia a Maximiliano Abad. Ese día, la Junta informó que la lista vencedora había obtenido el 53% de los votos, contabilizadas ya el 100 por ciento de las mesas” reza el comunicado de prensa emitido desde Protagonismo que revela el estado de enfrentamiento entre las partes.


La disputa se trasladó al Juzgado Federal con Competencia Electoral de La Plata, cuyo titular, el juez Ramos Padilla, resolvió rechazar el pedido de los apoderados de la Lista 14 de intervenir la Junta Electoral y dictar una medida cautelar de no innovar. En el mismo escrito, sin embargo, da la razón a la lista de Posse: afirmó que estos resultados “no son definitivos” y que “no tienen ninguna validez definitiva”.