top of page

Ramón Lanús promete ser el bombero del incendiado Juntos por el Cambio

El electo intendente de San Isidro aseguró que “tenemos la obligación de ser una llama en la Argentina y en la Provincia”


No hace falta ser analista o estudioso en cuestiones políticas para comprender que Juntos por el Cambio, tras la estrepitosa derrota del domingo, se encuentra en una etapa sísmica que promete quiebres y nuevas reconfiguraciones. La llama que se encendió ayer en Juntos por el Cambio tendrá derivaciones, por ahora, impensable en cuanto a magnitud. Seguramente habrá migraciones, nuevos liderazgos, y un fortalecimiento de la UCR. Frente a este complejo escenario que tiene en puerta al espacio de la derecha, y con la encrucijada de saber leer con seriedad y conciencia democrática hacia dónde se encaminará en las elecciones de noviembre, el electo intendente de San Isidro, Ramón Lanús promete controlar el fuego, actuar de bombero.


Al respecto, y tras conocerse los resultados dijo: “en un escenario complicado tenemos el mandato, el deber y la obligación de ser una llama en la Argentina y en la provincia de Buenos Aires”.

Y agregó sin reconocer vitorias ajenas, en este caso la de Sergio Massa (Unión por la Patria): “vamos a redoblar el esfuerzo para lo que viene en la Argentina. No nos vamos a rendir. Vamos a trabajar incansablemente para recuperar la Provincia y recuperar este país”.


Lanús, vale mencionar, es un leal delfín del macrismo y como tal actúa. Actúa, por lo expresado en la noche del domingo, en la misma sintonía que lo manifestado por Patricia Bullrich que, tras la derrota, además de no felicitar a quienes triunfaron, insistió con el discurso pro grieta: terminar con la oposición, con el peronismo.


Lanús prometió ser intendente “para promover lo bello, lo bueno y lo verdadero. No da todo lo mismo. El valor de la familia es parte de lo bello que tenemos que rescatar”

Agregó otros valores que quiere reflejar en sus “cuatro u ocho años de gestión”. Entre ellos, “el servicio, la honestidad, la austeridad, la eficacia, la audacia y el coraje. No hay buenos gobernantes corruptos. Pido también a Dios sabiduría y justicia”.


Si en el camino que promete inicia Lanús a partir del 10 de diciembre es el que indicó ayer, el otro gran desafío será ordenar la interna local. Conjugar el mismo verbo con aliados como los vecinalista macristas de Convocación,. determianr los límites de convivencia con el possismo y el radicalismo. Seguramente, dentro de esta aqluimia, podría hechas mano a experimentados dirigentes con paso por el possismo y el radicalimo si de verdad quiere ser aquel dirigente que trascienda las fronteras locales. El primer paso será ordenar la casa. Tiene votos y tiene la intendencia, no es poco para comenzar

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page