top of page

¿Qué querés destruir?

En un momento crucial del país, el presidente de la Nación, Javier Milei, acaba de confesar que quiere destruir al Estado y en pocos días los senadores estarían decidiendo si le dan las armas para lograrlo con las facultades extraordinarias que se le otorgarían si se aprueba el proyecto denominado Ley Bases.



Por: Fernando Gañete Blasco.- En una entrevista exclusiva que Milei le concedió al sitio de noticias estadounidense denominado “The Free Press”, expresó: “Amo ser el topo dentro del Estado; soy el que destruye el Estado desde adentro”. Y profundizó: “Es como estar infiltrado en las filas enemigas, la reforma del Estado la tiene que hacer alguien que odie el Estado y yo odio tanto al Estado que estoy dispuesto a soportar todo este tipo de mentiras, calumnias, injurias, tanto sobre mi persona como mis seres más queridos, que son mi hermana y mis perros y mis padres con tal de destruir al Estado”.


Además de ser expresiones preocupantes, habría que refrescar (aunque parezca obvio) la importancia del Estado, ya que habrá algún distraído que -dinamizado por trolls en redes sociales y empresas de medios que mandan a sus empleados a confundir- puede creer que no tiene valor. Por ello es importante saber qué es lo que el gobierno de Javier Milei y sus socios neoliberales (Pro, algunos radicales y otros que dicen llamarse dialoguistas) pueden votar para destrozar y sus posibles consecuencias si quedara todo en manos del Mercado:

-  La policía es el Estado. De no existir, el que tenga capacidad de contratar custodia quizá cuente con algún tipo de seguridad.

-  La justicia es el Estado. Al destruirlo sería la ley de la selva, el más fuerte se comerá a los débiles.

-  Los hospitales son el Estado. Ante una urgencia, la víctima debería tener que tener el carné de la prepaga al día y a la vista permanentemente y encomendarse a Dios que la empresa apruebe su atención pronto. De lo contrario, que tenga suerte.

-  El SAME es el Estado. Sin ellos ¿Qué privado se haría cargo de las emergencias en la vía pública?

-  Los bomberos son el Estado. De no estar se prendería fuego el país. Bosques, casas o incendios de magnitud no habría quien los controle.

-  Las rutas, los puentes, las calles y hasta los semáforos los mantiene el Estado. Si quedara en manos de los privados cobrarían suculentas cifras a cada contribuyente por su mantenimiento.

-  Los abusos en los precios los debe controlar el Estado. Sin su existencia los monopolios u oligopolios (llámese servicios públicos) cobrarían lo que tengan ganas porque preferirían vender menor cantidad a altos precios.

-  Las escuelas y universidades públicas son el Estado. Sin su existencia sólo los ricos podrían instruir y tener profesionales, lo que redundaría en un país cada día más desigual y empobrecido.

-  Quien contiene en pandemias o catástrofes naturales es el Estado. Sin él los habitantes quedarían librados al azar.

-   El que regula las injusticias y trata de corregirlas es el Estado. A medida que este se retira las injusticias crecen en favor de los poderosos.

-  El que ordena a una sociedad es el Estado. Mal o bien las comunidades son organizadas de acuerdo a la importancia del Estado en cada país.


Estos son algunos de los deberes y obligaciones del Estado. Así se podría enumerar muchas responsabilidades más. A medida que crece su participación con calidad aumenta la igualdad y la calidad de vida de los habitantes de ese país.

Con las desigualdades de los ciudadanos crecen los delitos, las enfermedades la ignorancia del territorio que habitan. Sólo es cuestión de ver la lista de la igualdad de ingresos de los países basada en el coeficiente Gini, de acuerdo al informe de desarrollo humano realizado por la ONU. El coeficiente Gini se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual.


Según este método, los 5 países con menor desigualdad a nivel mundial son: Islandia, Noruega, Finlandia, Nueva Zelanda y Suecia. En todos ellos la presencia del Estado es muy fuerte, inclusive con altas tasas impositivas.


Los 5 países más inequitativos son: Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Zambia y Lesoto. Aquí el crecimiento económico sólo aparece en los segmentos más ricos de la sociedad. En el caso de Sudáfrica, la desigualdad es parte de la herencia del apartheid. En estos países el Mercado predomina sobre los Estados. Desde épocas coloniales el factor hereditario es clave, por lo que es muy difícil que en esos países se pueda encontrar una movilidad social ascendente.


La pregunta antes de avalar las ideas de Javier Milei sería: ¿Cuál es el modelo de país que se quiere? Esto no significa que el funcionamiento del Estado en la Argentina sea óptimo, pero una cosa es reparar lo que no anda bien y otra muy diferente destruir.


En América Latina y el Caribe en 2022 la desigualdad en la distribución de ingresos basada en el coeficiente de Gini fue la siguiente:



Commenti


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page