Posse, tuvo hijos, planta árboles, le falta escribir un libro

No lo haría con quien jugó un primer tiempo de terror, así se deslizó luego de que el jefe comunal, acompañando el programa cultural-ambiental basado en plantar un árbol por cada niño que nace en el Hospital Municipal Materno Infantil, pusiera una especie


En el relato, en el imaginario popular existe aquello de que para realizarse como individuo resulta positivo tener hijos, plantar un árbol y escribir un libro. El radical Gustavo Posse, con el primer mandado cumplió: tiene dos hijos. En cuanto al segundo, se encuentra en plena etapa de construcción. Así lo puso en marcha, ayer, cuando junto con familias que tuvieron hijos este año en el Hospital Materno Infantil de San Isidro plantó árboles en el Parque Arenaza de Boulogne.


“Es una acción muy linda, en la que estamos plantando un árbol por cada nacido desde enero en el Materno, y a los árboles se les pone el nombre de cada uno de los bebés. Estas políticas tan propias de nuestra gestión están vinculadas a la historia y el paisaje natural del distrito, y a su vez, están comprometidas con el futuro al garantizar mucho espacio verde y árboles para las próximas generaciones”, señaló Posse a quien, por lo visto, le queda pendiente escribir un libro. En la intimidad del poder municipal, dicen que para estos menesteres nunca convocarían a quien jugó un primer tiempo de terror, “prefiere escribirlo emponchado y con boina blanca”


Durante la jornada, se plantaron 20 ejemplares de unas 10 especies de diferentes árboles autóctonos, como el ceibo, tarumá, espinillo, mataojos, lapachillo, pindó, canelón moroti y curupí.


Con estas iniciativas, “el municipio busca generar conciencia sobre el cuidado del ambiente”, confiaron desde la Secretaria de espacios públicos que comanda Leonardo Martín Esta política está “alineada a la Agenda 2030 de Naciones Unidas y sus objetivos de desarrollo sostenible tanto a nivel natural como humano”, recordó el intendente para agregar: “en esos postulados encontramos una visión compartida donde la promoción de la salud y el bienestar generan ciudades sostenibles y garantizan la vida de los ecosistemas terrestres”.


Con casi dos árboles por habitante, San Isidro es uno de los distritos con más árboles de Argentina. El Municipio planta unos 2000 ejemplares por año, lo que aporta un triple beneficio, ya que proporcionan medios de vida, absorben y bloquean el dióxido de carbono que calienta el planeta y mejoran la salud de los ecosistemas.

300x250.gif
350x320 junio.gif