top of page

No es chiste: 12% para estatales, UPCN feliz

En un contexto signado por una devaluación del 128%, tarifazos del 150%, precios de góndolas sin control y escalada inflacionaria, medidas todas impulsadas por el gobierno.

 

Andrés Rodríguez UPCN


En un contexto signado por una devaluación del 128%, tarifazos del 150% y precios de góndolas sin control, a horas de que el gremio ferroviario (La Fraternidad, que conduce Humberto Maturano) vaya al paro debido a la negativa del gobierno en recomponer salarios dignos, los tarifazos en materia de transporte y servicios superan el 150% y del mismo modo los precios en las góndolas continúan descontrolados y atentando contra la mesa de la gente de bien -trabajadores, comerciantes y Pymes-, y la inflación en estos últimos meses escaló a más de 50% y la devaluación del 128% hizo estragos, el gobierno dispuso un aumento salarial del 12% para empleados estatales.


De este modo, el modelo que propone Milei donde los bajos salarios actúan como impulsor dinamizador de la actividad empresarial para luego dar paso a una mejora salarial -teoría del derrame-, es lo que explica el primer mandatario, va cobrando volumen y ganando voluntades y adeptos en dirigentes políticos y sindicales.

El aumento fue aceptado por la siempre oficialista Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) que conduce Andrés Rodríguez, y rechazado por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).


ATE, a través de Rodolfo Aguiar, lo rechazó de forma enérgica y sostuvo en un documento de prensa que “no es posible con nuestra firma avalar este ajuste, ya que la decisión oficial licúa los salarios”.


“El Gobierno nos empuja al conflicto, por lo que el gremio ratificó la jornada nacional de lucha, el paro de 24 horas y las movilizaciones de la próxima semana”, puntualizó Aguiar.


El dirigente consideró “insuficiente” la propuesta ante el 20,6% de inflación del último mes; sostuvo que “el ofrecimiento no se corresponde con la evolución de los precios en las últimas semanas” y dijo que la propuesta “agrava el deterioro salarial”.

“Es una oferta que aumenta el número de estatales con ingresos por debajo de la línea de pobreza. Frente a una paritaria que muchas veces actúa como rectora de otras negociaciones salariales, no es posible avalar con nuestra firma este ajuste. Se trata de una rebaja salarial planificada para la administración pública. El Gobierno tiene todos los recursos presupuestarios, pero decidió aplicar un recorte de gran magnitud”, afirmó.


Aguiar reseñó que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la canasta básica total que define la línea de la pobreza se ubica en 596.823 pesos.

Comentários


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page