Milei tira la toalla, busca cerrar con Mauricio Macri

Insiste en ser parte de unas PASO con el PRO, competir con el ex presidente


Una nueva reunión entre Mauricio Macri y el diputado nacional Javier Milei, volvió a encender todas la alarmas en la conocida y virulenta interna por la que atraviesa Juntos. Este tipo de encuentros, no sólo sacude a Juntos. El punto nodal es que, nuevamente Javier Milei busca sellar una acuerdo electoral con el ex presidente, interna de por medio (PASO), que desorienta a los ya desorientados votantes de la extrema derecha de Avanza Libertad. El resto de los socios de Juntos no están desorientados, están que trinan. Prefieren a un Macri bien lejos de la escena política. Así lo dicen desde la UCR y la propia Elisa Carrió.


Durante la reunión -vía zoom para evitar fotos no deseadas por el momento, tal cual señalaron en el entorno del ex mandatario-, el ultra derechista volvió a proponer ir a una interna entre su fuerza, Avanza Libertad, con el PRO. Lo que dentro de la fuerza de MIlei fue leído como una entrega total. “Este boludo (Milei) tira la toalla antes de empezar el combate”, argumentaron desde la mesa chica del diputado tras la propuesta. Macri, sin decir desestimar la apresurada propuesta del derechista, dejó la puerta abierta a “todo tipo de acuerdo”.


Así como radicales dicen que con Milei no van ni a la esquina -para esto esta Macri-, dentro del PRO y en particular en las lides de Horacio Larreta recuerda que “este tema ya fue discutido en el seno de Juntos por el Cambio aquel día que se hizo el comunicado. Y hasta ahora, que nosotros sepamos, la posición sigue siendo la misma”.


No pocos datos que imperan en medios de comunicación que acompañan a Juntos, dan cuenta que por estas horas le bajaron el pulgar al estrafalario Milei. Bastaría leer o ver algunos de esos medios para corroborar la realidad. Temen que una buena elección de la ultra derecha facilite un triunfo en primera vuelta del Frente de Todos.


Sin embargo, Macri que no oculta sus ganas de volver al ruedo electoral. Con toda intencionalidad seduce a la diputada capitalina y ex gobernadora de Buenos Aires, María Vidal, a modo de esmerilar el potencial electoral de Larreta. Macri siguiere que sería una buena candidata en una fórmula presidencial. Vidal, más cerca de la traición, como siempre lo hizo, se hace la desentendida cuando se le pregunta si acompañaría a su “padre político” como define a Macri.


Paralelamente, la UCR todavía no le encuentra el agujero al mate; aquel que el PRO se cansó de tomar mientras los “boinas blancas” lo cebaban durante cuatro años.


Larreta que intenta no perder el control, insiste en transitar la política con el tradicional discurso de que necesitamos de un amplio acuerdo que lógicamente excluye al peronismo. Quiere a los libertarios sin nombrarlos. En el mientras tanto, lucha contra las presiones de Mauricio Macri y esmerila una casi segura candidatura de Jorge Macri como jefe del gobierno de la CABA; todo indica que corre con muy buena ventaja electoral en la Capital. No en vano, insiste en mimar a Martín Lousteau como precandidato: tiro por elevación a Mauricio Macri. Otro detalle no menor es que Jorge Macri no tiene caja, como sí la tienen los demás ministros del gobierno de Larreta. Cuestión que limita el normal funcionamiento del ministerio que le pusieron en sus manos al ex intendente de Vicente López.

300x250.gif
350x320 junio.gif