top of page

Milei no es “loco”, más bien un peligroso mandatario autoritario y fascista

La realidad lo condena: tilda de "cominero" a diputados, en particular a radicales, de "simios" a gobernadores y "enemigos" a todos aquellos que no comulgan con la ideología del gobierno.



Por. Tano Armaleo.- Así como acusó a diputados, en particular a radicales, de “coimeros” y “fracasados”, ahora tildó de “simio” a un gobernador peronista. Si algo faltaba para corroborar aquello que no pocos dirigentes nacionales e internacionales evalúan que el presidente de los argentinos es “un peligroso mandatario autoritario y con sesgo fascista”, son las recientes consideraciones que hiciera sobre un gobernador de la oposición.

 

En esta oportunidad, durante una entrevista con la oficialista Radio Mitre, Javier Milei dijo: “Estamos dominados por simios que creen que la inflación es multicausal. Si imponen soluciones de simios ¿qué quieren, los resultados de Einstein?”, dijo en referencia a la propuesta del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, que anunció que enviará al Congreso provincial un proyecto de ley para crear una moneda propia dado el derrumbe de las finanzas provinciales por la caída de los fondos coparticipables y las transferencias que enviaba el Gobierno nacional. A la provincia de La Rioja el gobierno le debe cerca de 9.600 millones de pesos, tema que viene siendo denunciado por el propio gobernador de la provincia. Son deudas de impuestos coparticipables que, por lo visto, el gobierno de La Libertad Avanza y Juntos por el Cambio utiliza para presionar a gobernadores con el objeto de que legisladores de sus tierras voten el DNU y la Ley ómnibus que promete hacer estragos en el plano económico, social, institucional y cultural del país.

 

No es la primera vez que Milei marca intolerancia ante quienes cuestionan o pretenden aportar cambios a sus políticas. Así como caracteriza de “simio a un gobernador, a diputados los definie como “coimeros” por el solo hecho de considerar inviables el DNU y la ley (ómnibus) enviada al Congreso. Semejante denuncia presidencial, que en un país normal hubiese merecido la intervención de un juez, y el repudio de todo el Congreso (sólo el bloque de Unión or la Patria salió al cruce) apenás alcanzó al presidente del bloque de diputados de la UCR, Rodrigo de Loredo, que al igual que el gobernador de Chubut ligado al PRO, Ignacio Torres, cuestionaron la acusación del primer mandatario.Las autoridades de la UCR nacional, nada dijero sobre "los coimeros" que tienen en sus filas.

Es la riesgosa ideología que vuelve a instalar el gobierno de Milei y Juntos por el Cambio, las del pensamiento único, la que sube al escenario político. Por eso, Milei, “El loco”, tal el título del libro que desnuda su personalidad, ve a todo los que no comulgan con su ideología como “enemigo”. En esta saga, "El loco", el intolerante, incluye a artistas,por caso, Lali Espósito.


En definitiva, agresiones de un presidente que no tiene límites a la hora de subirse a un podio como si fuera Nerón mientras sus acólitos bufones callan y quienes de verdad manejan el poder (las grandes corporaciones económicas que se quedaron con ministerios), prefieren seguir utilizando al “Loco” o el “fallado”, como lo describió su ex empleador, Eduardo Eurnekian.

 

Es dentro de este nuevo, y extraño y peligroso panorama político, que el 24 de marzo un amplio sector de la población, estará ganando las calles para poner límite al autoritarismo de un gobierno que hace del pensamiento único una ideología de vida.Será, seguramente, una jornada signada por una lógica bronca surgida de una histórica devaluación como nunca antes se había visto (118%) tarifazos, y despidos. Si la bronca no resulta ser canalizada en organización dentro de un marco de tolerancia y respeto en la diversidad, sin que esto signifique resignar convicciones, seguramente la división que alienta intencionalmente el gobierno podría cobrar mayor virulencia que la conocida, por caso, en tiempos del gobierno de Fernando de la Rúa.


La historia demuestra que la violencia fue el combustible que supo utilizar la denominada derecha para alimentar e imponer su ideología. Comenzado por el asesinato de Manuel Dorrego, hasta terminar con el intento de asesinato de Cristina Fernández. No menos violenta fue la derecha con Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo y Eva Perón, Arturo Illia, Raúl Alfonsín.


Ya lo decía  Carlos Menem, “el que se calienta pierde”. Cuando esto sucedió, perdió la “gente de bien”, en pueblo, el que trabaja, produce,y educa. Pierde, ni más ni menos aquel que puede mirar a los ojos al prójimo a la hora de tenderle la mano.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page