top of page

Mientras la  “joya nacional”, YPF, está en la grilla de vendibles, el gobierno promete inversiones internacionales

La empresa estatal anunció inversiones de multinacionales en el orden de los 180 millones de dólares. Se prioriza la exportación sobre el consumo local para regiones que aguardan la llegada de gas.

 


En medio del desorden nacional que el gobierno de Milei y Juntos por el Cambio sometió a la mayoría de la población utilizando el riesgoso argumento de “es esto o el caos”, por lo tanto todo vale para las nuevas autoridades, YPF acaba de recibir la promesa de nuevas inversiones. Así lo expusieron el Jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía, “el fracasado Luis Caputo", tal cual lo definiera oportunamente el presidente, que recibieron a ejecutivos de YPF y Petronas por un proyecto de inversión de 180 millones de dólares. Una inversión que viene rondando a YPF desde el gobierno de Alberto Fernández.

 

Por lo pronto, Nicolás Posse y Caputo encabezaron (miércoles), en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada, una reunión con el presidente de YPF SA, Horacio Marín; el vicepresidente ejecutivo de Gas & Energía de la compañía, Santiago Martínez Tanoira; y altos directivos de la empresa Petronas. En el encuentro, los ejecutivos de la compañía de Malasia mostraron su interés en realizar una inversión de 180 millones de dólares para la ingeniería del proyecto de Gas Natural Licuado (GNL), clave para el futuro energético del país y que duplicaría la producción actual de Argentina.

 

Con el proyecto se busca aprovechar todo el potencial de Vaca Muerta y generar más ingresos a la economía argentina, a “partir de la creación de miles de empleos y el desarrollo de productos de exportación”. Inversiones similares se llevaron adelante durante el anterior gobierno, siempre en materia energética. En particular, sobre todo lo que rodea a Vaca Muerta. La inversión más significativa fue la ejecutada por el gobierno del Frente de Todos al construir el gasoducto Presidente Néstor Kirchner. Una inversión estatal que permitirá, en el 2024, ingresos por más de 4000 millones de dólares a partir de la exportación de gas a Chile y el ahorro de compra de gas al exterior. Queda pendiente la construcción del segundo tramo del Kirchner que permitirá exportar gas a Brasil, pero sobre todo, abastecer al norte argentino, tanto a la industria como al resto de la población.

 

A pesar de este cuadro positivo que presenta la estatal YPF, hoy conducida por un directivo de Techint, y el haber logrado ganancias por más de 300 millones de dólares, los nuevos inquilinos de la Casa Rosada prometen venderla.

 

En cuanto a las negociaciones con la empresa Petronas, de acuerdo con lo detallado por las autoridades de jefatura de gabinete, el plan implica que “luego de un año de trabajos de ingeniería se hagan las licitaciones correspondientes para el proyecto, que se realizará en diferentes fases". La primera de ellas prevé la llegada de un barco, ya construido, que “permitiría comenzar a exportar en el orden de los 6 mm3/d a partir de 2027, mientras se avanza con las fases siguientes”.

 

El proyecto global involucraría para 2031 inversiones del orden de 20.000 millones de dólares para GNL, 20.000 millones de dólares para pozos nuevos en Vaca Muerta y 10.000 millones de dólares en infraestructura. Una vez terminado, generaría unos 16.000 millones de dólares anuales de facturación en exportaciones de gas. La mirada del gobierno es priorizar el comercio exterior dejando en un segundo plano el abastecimiento local.

 

 

 

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page