top of page

Massa-Rossi: la salida pragmática y racional

Cómo repercute en los distritos que reclaman PASO. La fórmula fue tan sopresiva que descolocó a la oposición al punto de llamar a una reunión de urgencia


Si el sentido de la oportunidad y el sorprender rigen la política desde tiempos memoriales, la fórmula Sergio Massa-Agustín Rossi va en dicha sintonía. Pragmatismo puro. No sólo sacudió la interna dentro de lo que hoy se denomina Unión por la Patria (UP). También impartió una dura estocada sobre la oposición al punto tal que, tras conocerse el anuncio del binomio oficialista, Juntos por el Cambio convocó a una reunión de urgencia. Queda claro que la alquimia peronista descolocó a la oposición.


En esto que los pueblos, tanto a nivel nacional e internacional, no buscan salidas por izquierdas apresuradas o progresismos infantiles, es que la política local prefiere no forzar otras variantes. No por casualidad, la mayoría de las fórmulas terminan jugando dentro de un marco político que, para el común de la población, podría resultarle similar aún cuando de verdad no lo son.


En las urnas se podrá en juego dos modelos políticos claramente diferenciados; antagónicos. Dos modelos que bien podría medirse o cuantificarse entre lo que sucede por estas horas en Jujuy y el largo derrotero del Frente de Todos en estos años. Uno propone represión, cercenar derechos, despidos masivos en todos los ámbitos estatales, destrucción, desaparición del enemigo, apertura irrestricta de importaciones, y todo el catálogo que el modelo de Juntos aplico cuando fue gobierno y ahora promete profundizar. Demás está decir que UP, es decir Massa-Rossi, han demostrado claramente que no son el rostro del modelo neoliberal. Ni por asomo.


Es cierto que no todos los que dan fuerza al espacio de UP digieren que la fórmula haya salido de una mesa de consenso nacional. Un consenso donde no poco resignaron naturales ambiciones militantes, por caso Daniel Scioli y Wado De Pedro, respectivamente. Pero no faltan aquellos que, con la legítima pureza que otorga la militancia diaria, reclaman PASO. En esta saga se ubican Juan Grabios, Claudio Lozano y el espacio Soberanos. En tren de especulaciones, no faltan aquellas que dan cuenta que sería oportuno y estratégico dejar correr otra lista. Especialmente en los distritos donde la militancia que camina y transita la política de manera diaria necesita expresarse.


Disquisiciones de lado, lo concreto es que Massa-Rossi tienen por delante grandes desafíos. Massa, que ha demostrada musculatura y capacidad de gestión, por lo pronto tendrá que terminar de ordenar la economía y persuadir a un sector de la población que mira con recelos al peronismo. Ni más ni menos que ampliar la masa electoral. Al que carga odio en su pensamiento, difícilmente vaya a ser convencido de cambiar el voto. Por su parte, Agustín Rossi, con todo su historial a cuesta, seguramente tendrá que surcar y arar en tierras conocidas: consolidar el voto propio.


Es evidente que Unión por la Patria está más cerca del triunfo electoral que de la derrota. Para esto, mucho contribuye la desorientación opositar. El punto es que, no todos los que abrevan de UP creen que la victoria puede ser una realidad efectiva. Quienes conocen la pasión política de Sergio Massa y Agustín Rossi, al igual que la de Cristina Fernández, aseguran que “cuando estos arman equipos y se ponen los cortos, no es para perder”

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page