Massa abona modificar planes sociales para convertirlos en empleo digno y genuino

Propone impulsar una ley


Con la mochila electoral sobre las espaldas, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, levantando una vez más las banderas del Frente de Todos, en este caso poner a la “Argentina de Pie” comenzado por los más desprotegidos y olvidados, abona la puesta en marcha de una ley que convierta “los planes sociales en planes de empleo”.


Así lo sostuvo durante una recorrida a por Pyme de Pilar, junto al intendente Federico Achaval y al diputado provincial Jorge D' Onofrio.


"El plan social es la emergencia. Lo permanente y digno es el trabajo", sostuvo el diputado tigrense para remarcar que hay que "transformar los planes sociales en planes de empleo".

El proyecto en cuestión viene a instancias del Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien desde hace años viene sosteniendo el criterio de dejar atrás los planes sociales para dar paso a empleo genuino. Una instancia en que el rol del Estado es vital a la hora de inyectar recursos económicos. Así como las obras públicas puede ( y lo es) actual como gran polea movilizadora de empleo , muchos de estos vías cooperativas sociales, también puede acompañar desarrollos productivos en pequeña escala. Queda claro que Argentina, al igual que el mundo en general, no tiene un problema de caja: sobra dinero, el tema es la mala distribución y la terrible elusión y evasión fiscal.

Los planes sociales verdaderamente fueron un gran paliativo y ayuda para una país en emergencia que de algún modo arrancó en el 2003 con Duhalde presidente y amplaido fuertemente en tiempos de Macri. Desde la llegada del Frente de Todos, y este no es un dato menor, los planes dejaron de estar, en parte, bajo la órbita de movimientos sociales y políticos para quedar bajo la tutela del beneficiario o beneficiaria.


Según Massa, “el plan social es la emergencia. Lo permanente y digno es el trabajo. Tenemos que hacerlo por Ley, para obligar al Estado a recorrer ese camino".

Y finalizó: "Hay que establecer que el plan tenga contraprestación laboral y terminalidad educativa obligatoria".