Marta Raggio se fue dejando huellas y valores

Comprometida militante y socióloga, fue una de esas valiosas manos que dio impulso al Jardín Las Hormiguitas de Villa Martelli

Foto: Cuando se construye con alegría y convicciones, la resultante, entre otras cuestiones, son los momentos -fiesta. en que la que toda comunidad educativa y vecinos de Las Hormiguitas junto a la Agrupación "Lucho Robles"; se reúnen para festejar, en este caso, el Día del Niño


Si dolorosa es la muerte, cuánto más cuando a los y las buenas, las que eligen pararse en la vereda del sol, de la solidaridad les cae un rayo. La saca, la eyecta de la senda de la cotidianidad, no así de la vida. Porque los que eligieron “la pasión por la justicia y la dignidad construida con lo más desprotegidos, los humildes y empobrecidos de la patria”, nunca parten: dejan huellas en el camino, hacen camino al andar .Tal el caso de Marta Raggio quien falleciera en la jornada de hoy luego de padecer una ACV


Marta, socióloga ella, como era conocida y, aún más reconocida en Vicente López por su compromiso solidario con los olvidados de la patria, hizo lo que otros de sus compañeros de ruta no pudieron o no quisieron hacer: dejar una organización, aquella que vence al tiempo y la vida del individuo. Fue, junto a Mirta Robles, el combustible que alimentó el motor que permitió crear, de la nada, el Jardín Las Hormiguitas ubicado en el barrio Las Flores de Villa Martelli; barrio empobrecido por un modelo político (liberalismo) que alimenta la “sociedad del descarte” como describe el Papa Bergoglio.

Marta Raggio


Marta Raggio militó en silencio, nunca hizo alarde del claro y profundo trabajo social realizado en Las Flores. Su humanidad y comprensión de la vida, y seguramente su ADN peronista, le indicaban que los logros no son individuales. Muy por el contrario. Son la resultante de acciones colectivas. Cuando llegó el momento de ver cómo y dónde se ampliaba ese jardín que estaba dando los primeros pasos en Las Flores, ella -me tomo el atrevimiento de difundirlo, sabrás disculpar Marta, querida.-ella, sin dudarlo puso el dinero para comprar una vivienda en el barrio. Tenía unos pesos ahorrados y no dudo. Se podría decir, parafraseando a la madre Teresa de Calcuta, “dar hasta que duela”, que a ella no de dolió, lo entregó en el convencimiento de hacer lo que correspondía. Sólo le dolía el dolor ajeno. Otros van, militan, se disfrazan de pobres, lavan culpas, y cuando llega la hora de compartir o repartir poder, cargos, cobran ellos.Son los que donan lo que les sobra.

El Partido Justicialistas, a través de Néstor Bachés, actual presidente, al igual que dirigentes locales, y asociaciones vecinales expresaron dolor ante la noticia.

300x250.gif
350x320 junio.gif