top of page

Malvinas para Milei, Jorge Macri y Kicillof

Mientras el primer mandatario, además de reiterar su marcado cipayismo, convocó a olvidar las atrocidades cometidas durante la dictadura cívico-militar, la contracara a dicho discurso la pusieron, cada uno a su manera, el jefe de CABA y el gobernador de Buenos Aires.

 


Durante el acto llevado a cabo en el monumento a los caídos y al soldado desconocido  (Plaza San Martín, CABA) que recuerda y honra la memoria de cada uno de los 649 soldados caídos en las Islas Malvinas durante la guerra impulsada por la dictadura cívico-militar del 76, el presidente Milei volvió a mostrar su cipayismo y, no conforme con esto, pidió "una reconciliación con las Fuerzas Armadas que trascienda este gobierno" para que tengan así "el lugar, el reconocimiento y apoyo que se merecen". Tema que, en realidad, la población tiene en claro, que una cosa son las Fuerzas Armadas del 83 a la fecha, y otra muy distinta aquellas que sirvieron y fueron cómplices del golpe del 76.

 

Con toda la intencionalidad de distorsionar la realidad y dividir a la sociedad, el primer mandatario dijo que “la política ha querido borrar esto de nuestra memoria colectiva, hostigando y humillando a nuestras fuerzas. ¿Es posible el reclamo de soberanía si la dirigencia de un país se dedica a menospreciar y a hostigar a sus Fuerzas Armadas? ¿Qué homenaje a los héroes de Malvinas puede ser sincero, si en simultáneo el Estado financia a grupos y organizaciones que no hacen otra cosa que desprestigiar a nuestras fuerzas? A los héroes de Malvinas y a nuestras Fuerzas Armadas les digo que ese tiempo se ha acabado. Ustedes son motivo de orgullo para nuestra nación y en esta nueva Argentina tendrán el respeto que les ha sido largamente negado”.

 

“Pero además, no quiero que el respeto a las Fuerzas Armadas y a los héroes de Malvinas sea monopolio de un espacio político. No, nuestros militares y veteranos se merecen algo más grande y duradero que eso. Por eso convoco al conjunto de la sociedad y a la dirigencia política a que este 2 de abril inauguremos una nueva era de reconciliación con las Fuerzas Armadas que trascienda a este gobierno. Una era que rinda homenaje sincero a sus héroes, dándole a las Fuerzas Armadas el lugar, el reconocimiento y el apoyo que se merecen. Una era donde el apoyo a las Fuerzas Armadas venga acompañado de una economía próspera y pujante para que puedan contar con los recursos y la tecnología necesarias para defender a nuestra patria con dignidad”, completó.

 

El mandatario, que alabó en más de una oportunidad a Margaret Thatcher, dijo que no sirven las "meras palabras en foros internacionales con mero impacto. Nuestra principal inspiración es Roca", subrayó y dejó en claro que su norte son los negocios con el poder imperial del Reino Unido y no la soberanía nacional.

 

Milei cerró su discurso con tres “Viva la libertad, carajo”.

 

Por su  parte, Macri abrió el acto por la conmemoración de la Guerra de Malvinas recordando que "éste es mucho más que otro aniversario". Por el contrario, planteó que se trata de una "jornada de reflexión y de homenaje a los caídos de una guerra tan dolorosa como incomprensible. Nunca más la barbarie de la guerra y la violencia", enfatizó.

“Sí, Malvinas duele aún en el recuerdo de los caídos en combate, de los que murieron en el mar, de los que nunca regresaron a su hogar ni a sus familias o, si tuvieron la suerte de hacerlo, ya no fueron los mismos al volver. Muchos se enfermaron e, incluso, fallecieron en el anonimato”, agregó Macri ante la mirada de Milei y Victoria Villarruel.

 

Y cerrando añadió: “Nunca más la barbarie de la guerra y la violencia. Un gracias profundo a nuestros héroes de Malvinas, que hoy y siempre nos recordarán que las Malvinas son Argentinas. ¡Viva la Patria! ¡Viva la Patria! ¡Viva la Patria!”.

 

“Por algunas cosas que uno escucha en estos días, obviamente estamos esperando que quien es hoy presidente de la Nación le diga al pueblo que no se puede homenajear y tener como ídola a Margaret Thatcher, que de manera traicionera mandó a matar a soldados argentinos”, sostuvo este martes el gobernador Axel Kicillof, poco después de que Milei encabezara el acto central en el Cenotafio a los Caídos de la Plaza San Martín, en Retiro.

 


Las palabras del peronista fueron vertidas durante un acto oficial realizado en Pilar para conmemorar el 42° aniversario por el Día del Veterano y los Caídos en Malvinas, acompañado por el intendente Federico Achával.

 

"El 2 de abril, la soberanía no es sólo portar los símbolos nacionales o cantar el himno. La soberanía hay que ejercerla y actualizarla todos los días, por supuesto que recordando a la gesta de Malvinas, homenajeando a los ex combatientes y a los veteranos de Malvinas, reclamando de manera inclaudicable, con valentía y pagando los costos internacionales que haya que pagar reclamando la soberanía en Malvinas y repudiando a sus usurpadores. Y llevando la discusión de la soberanía a luchas y discusiones más actuales", amplió Kicillof

Komentáře


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page