top of page

Malena Galmarini interpela a la derecha, la cubre de libros y la invita al debate

Así se desprende tras la segunda etapa del Programa Educativo TICMAS que puso en marcha en Tigre. Involucra a 20 establecimientos


A esta altura del partido, y a meses de que las urnas definan entre dos modelos políticos, poner en claro lo que está en juego no siempre resulta evidente para el ciudadano de a pie. Así como el modelo de la derecha descree de la educación pública al punto de, por ejemplo, degradar a docenes, desfinanciar el presupuesto educativo, no habilitar nuevas universidades, y estar convencidos de que “caer en la educación pública es una desgracia” o bien intentar cerrar 8 escuelas en el Delta, el otro modelo, el popular, el populista, va por otro carril: mejorarle la vida a la gente. Para esto, un camino ineludible y prioritario es la educación. Segmento al que el gobierno del Frente de Todos destina importantes inversiones. Bajo este lineamiento, apostar a la educación como garante de la movilidad social ascendente, fue que Malena Galmarini -precandidata a intendenta de FDT- lanzó la segunda etapa del programa educativo TICMAS en Tigre junto al jefe distrital, Jorge Barrera, y a los consejeros escolares Felipe Baldonado, Fernanda Correa y Sebastián Rovira. La misma involucra a más de 20 secundarios de todo el distrito y a más de 2000 estudiantes de 5º año del nivel medio.


De este modo, la dirigenta, al poner en marcha la segunda etapa del programa educativo, no hace más que interpelar al otro modelo; lo arrincona, le pone libros sobre la mesa y lo invita al debate. Un debate al que, en realidad, la derecha rehúsa ingresar.


En referencia al programa, Malena Galmarini explicó que “ésta es la iniciativa educativo-tecnológica más ambiciosa dentro de toda la ciudad. Tigre quiere más educación y merece tener mejores condiciones para nuestros estudiantes. Nosotros creemos que otra educación es posible: es el único camino para sacar a Tigre y a Argentina adelante”. Sin descuidar la interna que la tiene enfrentada con el intendente Julio Zamora, la precandidata sostuvo que “lamentablemente, hace tiempo que no hay inversión significativa ni planificación en las escuelas, y no se arregla sólo con pintura o ventiladores”, una clara referencia a la gestión municipal que destina poco más de 1.000 millones del presupuesto municipal para reparar y construir establecimientos educativos. Galmarini va por otro carril, tal vez el más complejo, el que no se ve en lo inmediato: la actualización y tecnificación del sistema educativo.


“Nosotros creemos que otra educación es posible: es el único camino para sacar a Tigre y a Argentina adelante”, expresó Malena como quien asegura que el otro modelo (el de la derecha) termina siendo beneficioso para una selecta y adinerada casta.


El programa de TICMAS se implementa, por un lado, en conjunto con ARSAT para garantizar conectividad en los establecimientos educativos y, por otro lado, con ENACOM para entregarle una tablet a cada estudiante que forma parte de la iniciativa.


“Nosotros apostamos por la tecnología en las aulas y en manos de los estudiantes. Si bien el intendente no tiene iniciativas educativas en este sentido, a nosotros no nos detiene para seguir llevando a cabo estos proyectos”, aseguró el consejero escolar Baldonado.

El lanzamiento del programa se llevó adelante en la escuela secundaria N°19 de Troncos del Talar.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page