Más de 4 millones de personas beneficiadas por mega obra ambiental

Se trata de la cuenta Matanza-Riachuelo donde el Estado nacional encara la ampliación cloacal. Acción conjunta entre ACUMAR, AySA y provincia. Malena Galmarini, Axel Kicillof y Martín Sabbatella supervisaron los trabajos



El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof; el presidente de ACUMAR, Martín Sabbatella; la presidenta de AySA, Malena Galmarini; y el intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff; visitaron las instalaciones del Sistema Riachuelo donde por estas horas se está encarando la megaobra de ampliación cloacal que redundara en beneficio a más de 4 millones de personas. Una vez finalizado los trabajo, distritos como San Martín, San Fernando, Vicente López, Tigre, San Isidro, Tres de Febrero, por caso, se verán beneficiados. Cabe recordar que la obra fue prácticamente dejada de lado durante el anterior gobierno por no considerarla de vital importancia.


La obra es una de las intervenciones más importantes comprendidas en el Plan Integral de Saneamiento Ambiental de ACUMAR, ya que permitirá “mejorar la calidad de vida de la población de la Cuenca, así como evitar la contaminación del Riachuelo por efluentes cloacales”. detalló Malena Galmarin.


“El objetivo es reemplazar y complementar obras que tienen 120 y 75 años, que son muy antiguas y han quedado desbordadas”, destacó el gobernador durante la visita y recordó que “en 2015 iniciamos este proyecto para mejorar la cuestión ambiental sobre el Riachuelo, pero como tantas otras obras de la Provincia fueron paralizadas y desfinanciadas durante cuatro años”.


Esta obra de ingeniería beneficiará a más de 4.3 millones de habitantes de la región y, en un futuro, permitirá incorporar a 1.5 millones de personas a la red de cloacas, evitando así que los desechos orgánicos se viertan directamente en el cauce del río.


“El Sistema Riachuelo permitirá abordar la principal causa de contaminación del río Matanza Riachuelo: los desechos orgánicos. La obra se inició en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y luego, durante el macrismo, se ralentizó, por eso trabajamos intensamente junto con AySA, ya que mejorará sustancialmente la calidad del servicio y evitará la contaminación del Riachuelo por estos efluentes”, aseguró Sabbatella.


La obra se compone por un mega colector, integrado por más de 30 kilómetros de túneles, que recolectará los desagües cloacales y los transportará hasta la Planta de Pretratamiento de Dock Sud, cuya función es tratar los líquidos recibidos. Por último, cuenta con el Emisario subfluvial, que volcará los líquidos ya tratados al Río de la Plata, a 12 kilómetros de la costa, completando el proceso de depuración. El mega colector está construido en un 98,5%, el emisario en un 93%, mientras que la planta ya cuenta con un avance del 52%.


Por su parte, Galmarini subrayó que “se trata de una obra que lleva muchos años de planificación, búsqueda de financiamiento y trabajo para aportar al cuidado de la salud, el ambiente y la calidad de vida de la población”.


El Sistema Riachuelo genera más de 1500 puestos de trabajo, cuenta con una inversión proveniente del Banco Mundial, a través del préstamo BIRF 7706-AR por un monto de USD 718.032.000 y 9008-AR de USD 245.000.000 y su ampliación BIRF 9252-AR de USD 265.000.000, y del Poder Ejecutivo Nacional. El Colector Margen Izquierda y el Emisario subfluvial son financiados por el Banco Mundial, conformando una Unidad Ejecutora en ACUMAR que coordina los créditos y siendo AySA la encargada de la obra.


La recorrida por Sistema Riachuelo también contó con la participación del ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia, Leonardo Nardini, el director Ejecutivo de ACUMAR, Daniel Larrache, el director del Consejo Municipal, Santiago Pirolo, el director General Operativo de AYSA, Alberto Freire, la directora de Sistema Riachuelo, Marcela Álvarez, y los secretarios de Infraestructura y Obras de Avellaneda, Dario Palik y Gastón Seillan.

300x250.gif
350x320 junio.gif