Más apoyo nacional a universidades de conurbano

La iniciativa, impulsada por las carteras de Educación y de Ciencia, Tecnología e Innovación nacionales en conjunto con el CONICET, busca fortalecer las actividades de investigación y desarrollo y vincularlas con las necesidades estratégicas de sus regiones, a través de la inversión de más de 750 millones de pesos.


Lentamente, atrás va quedando una política nacional en que el desfinanciamiento a la educación pública era parte de la política del gobierno nacional. De “tener la desgracia de caer en le escuela pública” como decía Mauricio Macri, o descreer en la universidad estatal tal cual rezaba Vidal, a la actualidad hay un cambio profundo. Así acaba de ser ratificado al momento en que el

ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, junto con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, presentaron el Programa de Fortalecimiento Científico y Tecnológico de las Universidades del Bicentenario, cuyo objetivo es “robustecer la función de ciencia y tecnología de las casas de altos estudios ubicadas en el conurbano bonaerense”.

Un dato a tener en cuenta es que, el 9% de las y los estudiantes del sistema universitario que concurren hoy a esas jóvenes universidades, muchos son los primeros en sus familias en acceder a la educación superior y podrán ser investigadores.


El Programa promueve la realización de procesos de planificación y desarrollo de la función I+D en las universidades, con la finalidad de generar las capacidades que les permitan desplegar las actividades de ciencia y tecnología de manera plena, alcanzando estándares de calidad adecuados y vinculándose con necesidades estratégicas de sus territorios.


Se trata de apoyar procesos de planificación estratégica y de financiar planes de mejora que permitan generar los pilares básicos para llevar adelante la actividad de investigación, desarrollo y transferencia. Estos planes deberán incluir, entre otros aspectos, infraestructura y laboratorios para albergar grupos de investigación, equipamiento científico adecuado, dedicaciones exclusivas para investigación, becas de doctorado y posdoctorado, incorporación de investigadores CIC CONICET y el financiamiento de investigaciones.


El acuerdo de colaboración establece tres etapas: en la primera las universidades deberán elaborar un diagnóstico sobre las capacidades de I+D, luego se realizará una evaluación externa para contar con una valoración independiente, finalmente a partir de los dos análisis la institución procederá al diseño de un plan de desarrollo. Estos planes deberán ser aprobados por la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica, la Secretaría de Políticas Universitarias y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Para su implementación, se estima que el Programa de Evaluación Institucional cuente con una inversión de más de 750 millones de pesos, de los cuales un 60% serán aportes del Ministerio de Ciencia y Tecnología y un 40% deberá corresponder a la contraparte que aportará la Universidad. Este financiamiento será complementado por la Secretaría de Políticas Universitarias y el CONICET para el financiamiento de las acciones específicas ya mencionadas.


En una primera instancia, las acciones pondrán el foco en 6 universidades: Arturo Jauretche (UNAJ), José C. Paz (UNPAZ), Hurlingham (UNAHUR), Avellaneda (UNDAV), Moreno (UNM) y Oeste (UNO); incorporándose en una segunda etapa, las universidades más recientes en su puesta en funcionamiento.