Los Simonet, una familia muy normal distinguida en un ámbito "poco normal"

El Concejo Deliberante de Vicente López reconoció la trayectoria deportiva y aporte que hacen al handball en Argentina


Una vez más, el Concejo Deliberante de Vicente López distingue y premia; y mima a su comunidad a través de premiarla y distinguirla. En este caso, el reconocimiento recayó en la familia Simonet a partir de la trayectoria y el aporte que hacen al handball en Argentina. “Se trata de dos generaciones de deportistas que han formado parte de diferentes selecciones” y, aún hoy, continúa aportando para el deporte nacional.

La familia Simonet, vale mencionar, está conformada por Alicia Moldes y Luis Simonet, que fueron jugadores de handball en la década del 80 y llegaron a formar parte de los seleccionados nacionales; y sus hijos Sebastián, Diego y Pablo, todos destacados jugadores de la selección de handball.


Al igual que otros actos de esta índole, la concejal y presidenta del HCD, la ultramacrista Natalia Villa fue la encargada de hacer la entrega del reconocimiento, junto al concejal Ezequiel Ferrari (Juntos), presidente de la comisión de Educación, Ciencia, Cultura y Turismo.

Al respecto, la titular del cuerpo señalo: “Ustedes son una familia que ha hecho mucho para llevar al handball argentino a los niveles competitivos más altos, pero también son una familia que sigue apostando por nuestra ciudad, que viven y trabajan desde acá y este reconocimiento como vecinos destacados, es por todo eso”.


En tanto Ferraria ponderó a los y las deportistas “porque aun habiendo triunfado en el exterior, eligen volver a Vicente López cada vez que pueden”.


Vecinos de toda la vida del barrio de Florida, Alicia y Luis, hicieron que sus hijos participaran en diferentes deportes en clubes del barrio, como el club 25 de Mayo, el club Banco Provincia y el club Estrella Federal. Y aunque no los influenciaron para que practicaran el mismo deporte en el que ellos habían destacado, Sebastián, Diego y Pablo decidieron seguir sus pasos.


De este modo, el HCD, lejos de los apasionados y necesarios debates parlamentarios que supo tener en otras épocas y que al decir de la oposición desde hace años quedaron marginados por decisión de la franca mayoría que tiene Juntos que esquiva dar lugar a estas cuestiones tan caras a la hora de jerarquizar la política, reconoce y premia el esfuerzo individual y colectivo de miembros de su comunidad. Así como deportistas son merecedores del reconocimiento legislativo, lo propio sucede con gente del arte, de la cultura, y de otras actividades.