La macrista Agustina Ciarletta, ahora, en etapa revolucionaria y choriplanera

La concejala de San Fernando rescató el rol de los movimientos sociales


"Los movimientos sociales en Argentina son una realidad y cualquier transformación los debe incluir", aseguró la concejala macrista y vecina de San Fernando, Agustina Ciarletta, al ser consultada sobre el rol de los movimientos sociales que, por estas horas, vuelven a ser objeto de críticas provenientes, principalmente, de la derecha reaccionaria y desestabilizadora. La que considera que el Estado debe reducirse a su mínima expresión.


Ciarletta, que supo ser funcionara del Ministerio de Desarrollo Social en el gobierno de Juntos, aquel que consideraba despectivamente y con sentido clasista a los integrantes de los movimientos sociales como “choriplaneros” o “grasa milianta”, el mismo gobierno que amplio el cupo de 250.000 beneficiario a cifras cercanas a las 700.000 personas cuando finalizó el gobierno que integró, ahora muestra preocupación por los mismos.


Aplicando el manual de prácticas macrista, la concejal, en el afán de marcar diferencias con el gobierno nacional y continuar actuando como si fuera una analista de la realidad que mucho crítica y nada aporta, en diálogo con InfoBAN Radio, Ciarletta habló de la "crítica" situación económica y social y aseguró que "ya no es solo la falta de laburo, sino que al que tiene no le alcanza".


"Es tal el caos que es una ola que cada vez se hace más grande. Hay que poner un poco de orden y se tiene que ordenar desde la política pero la política no está ordenada", agregó Ciarletta que responde a la conducción del diputado provincial Alex Campbbell (Juntos), ex cocnejal y funcionario del gobierno de Vidal; el mismo se estuvo involucrado en las escuhas y espionaje ilegal motorizado por el gobierno de Juntos a dirigentes propios y ajenos.


Ciarletta se preguntó: "¿Para qué quieren los intendentes trabajar con personas que tienen planes sociales? Es un cambio de manos de la caja" adujo en rechazo a esa postura.


En ese sentido, remarcó que "los movimientos sociales en Argentina son una realidad y cualquier transformación los debe incluir". Cabe recordar que muchos de los movimientos sociales que hoy se manifiestan por las calles, en tiempos de Juntos fueron “seducidos” y “persuadidos” mediante la ampliación de planes. Esto se concretaba mientras el país duplicaba la desocupación del 6% al 12%-, se destruían más de 35 mil PyMes y comercios, y cientos de miles de empleados del Estado quedaban sin empleo y, paralelamente, cerraban ministerios (salud , educación y ciencias) y endeudaban de manera escandalosa al país con el FM: se robaron, de verdad, un PBI, pruebas al canto.


La dirigente, criticó a quien dicen 'hay que terminar con los planes sociales': "que digan cómo. Porque si no son frases que caen bien, con toda lógica, al que sale a laburar todos los días, pero hay que entender de qué se trata el Estado, cómo funciona y cómo transforma".


"No es cortar los planes y 'chau'. No hay que a buscar un estallido social. Tenemos que dar una discusión de fondo. La gente está mal y desconocer lo que está pasando no es la solución" completó.

300x250.gif
350x320 junio.gif