top of page

Kinesiólogos dejarán de atender Swiss Medical, otro ataque a la clase media

Así lo anticipó el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA)

 


Directivo de Swiss Medical, Claudio Bolocopitt


Así como el Estado en los países serios se ocupa de la educación pública en todas sus facetas y de la cultura, no menos relevante es el rol que le asignan a la hora de arbitrar mecanismos que le garanticen a la población, al ciudadano de a  pie, que empresas inescrupulosas cobren los que se les antoje argumentando que el mercado regula. Mentira comprobada, acá y en el mundo entero. Cuando el Estado se aparta, deja de arbitrar, como sucede en estos momentos en el país, en este caso, la clase media se ve seriamente afectada. Por estas horas, el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA) anunció que suspenderá las prestaciones de Swiss Medical.


Mediante un comunicado al cual tuvo acceso Lo Nuestro, el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA) dice que “continúa en estado de alerta por los bajos valores prestacionales que ofrecen las obras sociales y medicinas prepagas a los kinesiólogos”. A partir de esta situación se dispuso “la interrupción de la prestación a los afiliados de una prepaga, como se hizo en otras oportunidades, en defensa de los derechos de los profesionales matriculados”.


Muchas de las obras sociales (OOSS) aún no llegan a pagar el mínimo referencial propuesto por la entidad que los agrupa, por este motivo las autoridades del colegio se encuentran en continuas negociaciones para poder aumentar ese monto y que los kinesiólogos de la provincia puedan cobrar un valor digno por el desarrollo de sus tareas.


En esta ocasión, al igual que lo sucedido el mes pasado con la suspensión de IOMA, Axis kinésica S.A. (para la atención de los afiliados de Galeno, Osecac, AMEBPBA) y Prevención Salud, el Colegio de Kinesiólogos resolvió “suspender la prestación de los servicios profesionales a los afiliados a una de las principales prepagas que tiene el país, Swiss Medical S.A” cuyo CEO es Claudio Bolocopitt, quien junto a otras cuatro prepagas controlan más del 60% del mercado de prepagas. Con todo lo que esto implica en términos de fijar precios y condicionar a sus profesionales, mucho más cuando el Estado, el gobierno de turno deja todo librado al libre mercado, tal cual sucede en estos momentos. 


“Actualmente Swiss Medical S.A. está pagando alrededor de $2.000 cada sesión de kinesiología, un valor muy bajo teniendo en cuenta que la prepaga aumentó entre enero, febrero y marzo casi un 90% el valor a sus afiliados y eso lamentablemente no se ve ni por lejos reflejado en el valor que les paga a los kinesiólogos. Esto sumado a los altos aumentos en gastos que tienen que afrontar los profesionales por la inflación que viene en aumento desde hace años y se aceleró en los últimos meses”, expresan desde CoKiBA.


Además, aseguran que “los valores prestacionales, que no cubren los costos mínimos para sostener un consultorio abierto que paga alquileres, secretarias, servicios públicos, tasas municipales y provinciales, insumos, aparatología, etc., hacen inviable que un kinesiólogo pueda sostener el nivel prestacional”.


Como las mismas autoridades han sostenido, “no se va a ceder un solo paso en la defensa de lo que se considera justo” y , añadieron que “se van a continuar tomando las medidas que sean necesarias, poniendo por delante de cada negociación, el bienestar de todos los kinesiólogos de la provincia”.

 

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page