Jorge Macri consolida su candidatura perturbando a Larreta

El jefe de gobierno de la CABA no logra despegar de la ciudad, en el mientras tanto, le pone fichas al senador Martín Lousteau para contrarrestar el efecto "macrista". Mauricio Macri promete salir a jugar


Por. Tano Armaleo.- La reciente imagen difundida por redes sociales donde Patricia Bullrich posa junto a Jorge Macri, esto luego de participar de una nueva edición del Seminario País Federal que organizó la Fundación Universitaria del Río de la Plata, volvió aponer un nuevo listón de separación entre Larreta y su ministro de gobierno. Sucede que dentro de la alquimia política que tiene en sus manos Horacio Larreta para llegar a la presidencia esta entregar la ciudad de Buenos Aires a un candidato radical, Martín Lousteau, a cambio de que la UCR lo acompañe en su derrotero nacional.

Sin embargo, ni Jorge Macri, y, mucho menos el PRO, está dispuesto en ceder el control de una gran caja política que refracta a nivel nacional.


Pero más allá de esta realidad, el otro aspecto es que Jorge Macri tiene una capacidad electoral que superaría holgadamente al del saltimbanqui Martín Lousteau. Esto lo sabe Larreta, sin embargo, necesita consolidar una territorialidad nacional que hoy no tiene. El jefe del gobierno de la CABA, imagina que esto (territorialidad) la podría obtener a través del radicalismo. Así como Horacio Larreta no duerme tranquilo pensando a quien tiene a su lado, Jorge Macri seguramente estará fumano un habano en la tranquilidad de saber que Soledad Martínez que estaría garantizando un triunfo en Vicente López.


Mientras esta puja capitalina asoma con fuerza, Mauricio Macri pasea por Argentina y el mundo, -literalmente- mostrándose como precandidato a presidente. No oculta sus pretensiones. Cuestión que inquieta tanto Larreta como a Bullrich que ven peligrar sus respectivas candidaturas. Por lo pronto, la ex montonera de Barrio Norte corre, a Mauricio Macri y a Larreta, con ir a unas PASO. No por casualidad, Bullrich aún no ha salido a respaldar de manera explícita, con nombre y apellido, a Jorge Macri; u otro u otra candidata. Esto podría suceder si la ex ministra recibe el respaldo concreto del ex presidente. En el mientras tanto, todo se reduce a meros escarceo y broncas contenidas.


“A esta altura, Horacio tendría que haberle pegado una patada en el orto a Jorge”, masticaba bronca un leal ministro de Larreta para agregar: ahora resulta que nosotros le ponemos la vidriera, le bancamos la campaña y él (Jorge Macri) se hace el boludo, ni bola sobre apoyar a Horacio presidente”.