Homenajearon a Osvaldo Caccia

Era integrante de Agrupación Intervecinal del Puerto de Olivos (AIPO), férreo defensor por una costa “libre y pública” y reconocido luchador por un municipio sustentable y respetuoso del medio ambiente, fue homenajeado por vecinos, agrupaciones vecinales y dirigentes políticos.


A pocas semanas de fu fallecimiento, el dirigente vecinal Osvaldo Caccia fue objeto de un cálido y merecido homenaje motorizado por la Agrupación Intervecinal del Puerto de Olivos, vecinos, agrupaciones vecinales y políticas. Esto sucedió el pasado sábado en el Puerto de Olivos. Junto a familiares, amigos, dirigentes vecinales y políticos, la figura e impronta social cultivada por Caccia a partir de un manifiesto compromiso con el cuidado del medio ambiente, que en Vicente López se traduce en la lucha por una costa libre, gratuita y lejos del cemento, y en rechazar Ordenanzas de Excepciones que facilitan la construcciones de grandes torres en lugares donde el Código Urbano lo prohíbe.


“Se eligió esta fecha para su homenaje porque era el segundo sábado del mes, cita fija desde hace 5 años–por iniciativa de Caccia– para la limpieza de la playa del ex balneario Las escaleritas, lindero al Puerto de Olivos. Esta actividad se hace como contribución concreta al cuidado del lugar y para crear conciencia ambiental. Sus protagonistas, de diferentes edades, también estuvieron presentes en el homenaje que se hizo a continuación de su tarea en la playa” detalló ante Lo Nuestro Flavia Frere integrante de AIPO.


El lugar para homenajear a Caccia no fue casual. Era lugar muy amado por Osvaldo Caccia y por el cual luchó durante años. Pegado al espigón del puerto de Olivos, está, justamente, el ex balneario Las escaleritas que quería recuperar como “espacio ribereño público y libre de escombros y basura”. Y también en las inmediaciones existe “un predio de notable biodiversidad” por el cual Osvaldo, junto a su agrupación y a numerosos vecinos, comenzó a trabajar para que sea declarado como área natural protegida. También está la denominada Manzana 41a (entre Solís, Camacuá, Av.Libertador y Sturiza). Se trata de una manzana, en su mayor parte baldía y con abundante vegetación, que los vecinos buscan “transformar en una manzana verde y pública”. “Ella vendría a compensar, en parte, el déficit de espacios verdes públicos de Vicente López, particularmente en esa zona tan colapsada por los negocios inmobiliarios descontrolados, que sólo benefician a unos pocos”, aseguran desde AIPO.