top of page

Harto de estar harto de tantas agresiones que paso lo razonable

Un panorama electoral que abre múltiples interrogantes


Por: Fernando Gañete Blasco.- Casi 70 días transcurrieron desde las PASO, con una intensidad que parecieron cinco meses. Cómo alguna vez dijo Joaquín Sabina: “Argentina es un país maravilloso, todos los días te sorprende con una noticia distinta y más fuerte que la anterior. En Argentina es imposible aburrirse”. Así serán –seguramente- los 27 días que nos separan del balotaje. En las elecciones primarias Javier Milei ganó con el 29,86%, Juntos por el Cambio logró un 28%, Unión por la Patria 27,28%, Juan Schiaretti obtuvo el 3,71% y la izquierda el 2,61%. Al día siguiente en el país hubo una devaluación de la moneda que disparó la inflación, inmediatamente, el ministro de Economía Sergio Massa lanzó una batería de medidas para paliar el impacto de la inflación en el bolsillo de los trabajadores, pero además habló de la responsabilidad de quiénes quieren que al país le vaya mal para beneficiarse con los aumentos de precios o la fuga de dólares. Entonces el poder económico no dejó de presionar con los precios y el dólar ilegal. El ganador de las PASO volvió a la carga con su intención de “matar” a la moneda nacional para darle lugar a la que emiten en Estados Unidos. Algo así como darle de baja a la bandera argentina para izar la norteamericana. Como si ello no fuera suficiente bastardeó los Derechos Humanos, Alabó a Benegas Lynch quien sacó a relucir lo más rancio de las derechas conservadoras de siglos atrás. Parecía que buscaran espantar a sus votantes con las declaraciones. A Patricia Bullrich lo poco que se le entendía era querer acabar con el kirchnerismo, aunque ni eso explicaba cómo hacerlo. El resto de sus ideas de campaña ni sus periodistas amigos de LN+ y TN la podían interpretar. A medida que se le escapaban los votos pedía auxilio, primero con Carlos Melkonian para traducir sus ideas económicas y luego a Rodríguez Larreta a quien agredió sin piedad en las internas. Con todo esto y mucho más, llegaron las elecciones generales donde (con menos del 5% por escrutarse) Sergio Massa fue el postulante más votado, con 36,39% de los votos. Milei segundo, con el 30,14% y Patricia Bullrich, tercera, con el 23,84% y afuera del balotaje. Más atrás Juan Schiaretti obtuvo el 6,78% y la izquierda el 2,7%. Loable la recuperación de Sergio Massa. Su contrincante en el balotaje, pese a las últimas declaraciones, mantuvo la cantidad de votos y la candidata de Juntos por el Cambio no supo mantener el caudal de votos de su espacio. La gran pregunta es: ¿Qué movilizó al electorado a votar así? ¿Cansó el discurso agresivo y sin contenido de Bullrich? ¿El votante interpretó que no estaba preparada para conducir el país? En el caso de Milei: ¿El votante interpretó (con el último aumento del dólar ilegal) que no se beneficiaría el país con una dolarización? ¿Entendió que el violento libertario sólo beneficiaría a unos pocos y que ya formaba parte de la casta que decía combatir? Sobre Massa: ¿El electorado interpretó -pese a la coyuntura económica- que el ministro tiene buenas intenciones y va a dar la lucha contra los que privilegian sus intereses sobre los del bien común? ¿Cree que es el único que realmente está preparado para gobernar a la Argentina? ¿Se hartó de tanta grieta y peleas entre argentinos y gustó la idea de un acuerdo amplio con todos los sectores? Tendremos 27 días por delante donde analistas se explayarán sobre todo esto. Aparecerán infinidad de noticias de todo tipo, cargada de intereses. Habrá negociaciones de los candidatos con otros espacios. Coherencias y contradicciones. Pujas de poder y más interrogantes: ¿Cuál de los dos candidatos podrá seducir al casi 34% restante que no eligió a ninguna de las dos fuerzas que llegan al balotaje? ¿La derecha argentina tendrá un nuevo líder ultra que se asociará con Macri? ¿Qué hará el radicalismo? ¿El empresariado nacional confiará más en Massa o en Milei? ¿Los medios y periodistas que crearon a Milei dándole grandes espacios y lo defenestraron las últimas semanas, volverán a levantarlo? ¿Qué criterio aplicarán los votantes en el balotaje? Son muchos los interrogantes que se responderán el 19 de noviembre. A 40 años de la recuperación de la democracia es un buen momento para honrarla y defenderla.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page