top of page

Gabriel Katopodis ¿el candidato inesperado, el candidato de Cristina?

Dentro de la danza de nombres de precandidatos del Frente de Todos surge su figura

Foto archivo


Si el sentido de la oportunidad, manejar los tiempos, marcar agenda, son vitales a la hora de construir política, queda claro que Cristina Fernández de Kirchner se caracteriza, entre otras cuestiones, por tener y hacer culto de atribuciones muy caras para el sentimiento peronista. De ahí que, por estas horas, no son pocos y pocas las que deshojan margaritas viendo quién podría ser el candidato/a que ella respalde para una posible candidatura presidencial por el Frente de Todos que, seguramente, podría tener otro nombre en las elecciones del 23.


En tren de especulaciones, que navegan por debajo de la superficie, por las entrañas del poder nacional, ven con buenos ojos la figura del Ministro Gabriel Katopodis. Consultas en despachos oficiales dan cuenta de dicha alquimia electoral de la cual el Ministro está distante. “No está en su cabeza, hoy la centralidad pasa por la obra pública y consolidar la unidad”, confían desde el entorno del funcionario.

En esto con lo que tanto machaca la vicepresidenta, “conformar un nuevo contrato social distinto y mejor del que tuvimos y junto a todos los sectores” y, recordando además, que "no se puede generar crecimiento económico sin un mercado interno fuerte", el o la candidata del espacio, siguiendo el razonamiento de la vicepresidenta, debería atender estas sagas. Uno de los motores que impulsa el mercado interno, sin lugar a dudas, es la obra pública, área que conduce el ex intendente de San Martín (renunció para asumir en el Ministerio), Katopodis. Al mismo tiempo que dice esto, CFK insiste en que "para ganar plata, primero tienen que comer todos". También insiste en no “alinear salarios con precios y tarifas”.


Lograr conjugar estos factores, producir y distribuir de tal manera que todos puedan comer dignamente requiere de una clara decisión política. Enfrentar a los factores de poder concentrados sin violentarse por las embestidas y presiones que lleven adelante, por caso remarcando precios, y al mismo tiempo consensuar un nuevo contrato social” requiere de actores forjados en estas lides.


Así como Sergio Massa dijo que en su agenda política no figura la candidatura presidencial -debería agregarle el “por ahora”, dicen quienes lo frecuentan-, otras figuras, por caso la del Ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, han dicho que se anotan en la grilla de precandidatos. Una candidatura que, si bien no está abrazada públicamente por CFK, cuenta con el visto bueno y el respaldo de La Cámpora y de otro precandidato, Juan Grabois, que nada quiere saber con Scioli y Massa, salvo que “me ganen en las PASO”.


Por su parte, Daniel Scioli, que no oculta su aspiración presidencial -en diciembre mantuvo un encuentro en el domicilio de la vicepresidenta para hablar de candidaturas- y ha mostrado un alto grado de lealtad y eficiencia laboral en ámbitos institucionales, y es un cultor de los consensos, no cuenta con el acompañamiento de todos los sectores internos del FdT. Tampoco de gobernadores.


De ahí que la figura de Gabriel Katopodis, de reconocida capacidad política y administrativa tal cual lo ha demostrado en su San Martín natal como intendente y, ahora, en el Ministerio de Obras Públicas, es donde cobra volumen. Desde la agrupación La Cámpora aseguran que “Kato es un candidato a considerar”. Un dato no menor para comprender cómo es el juego del poder dentro de FdT es que el sanmartinense tiene un vínculo personal y político estrecho con Sergio Massa.


Cierto es que nadie quiere salir al ruedo encaramándose con un candidato/a hasta tanto y en cuanto Cristina Fernández termine por disipar si se entrega a los brazos del operativo clamor “Cristinas presidenta” o si persiste en sostener su palabra de no ser candidata mientras la justicia continúe siendo sometida y colonizada por la derecha y grupos del poder mediático que le han impuesto una condena judicial que la proscribe. La candidatura de Alberto Fernández, así lo señaló en varias oportunidades, está supeditada a que el FdT “trabaje para que nunca más la derecha, que tanto daño le hizo al país, nos gane, esa es hoy mi prioridad”. Para muchos este podría ser, en estos momentos, un punto de encuentro y de partida. Sin embargo, en un país en que los balances de las empresas muestran fortaleza, mientras la pobreza sacude y los salarios se debilitan el desafío es o volver a las fuentes del 17 de Octubre del 45, o convertirse en el PRI, administrar poberza.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page