Falleció Alberto “Negro” Oliva

En la madrugada de hoy, tras sufrir un ACV

Foto archivo: En los 90, como senador provincia, durante un acto oficial


Tras permanecer internado a causa de un ACV, en la madrugada de hoy, falleció Alberto “Negro” Oliva, presidente del Partido Justicialista de Vicente López, y ex senador provincial. Un fallecimiento que lo alcanzó sin haber hecho lo suficiente, más aún para quien han convertido la vida, en un acto de entrega y militancia solidaria.


Conocida la noticia, las redes sociales estallaron dando muestra de consternación y profundo afecto. Detrás de su impronta, además de dejar una familia maravillosa crecida y solidificada sobre el valor de la palabra y el compromiso militante, deja un amplio abanico de enseñanza de cómo se construye poder cuando se arranca de abajo.

No fue portador de apellido. Sin embargo, a partir de su derrotero y fuerza militante, y nunca claudicar en lo que implica transitar la vida con las 20 verdades Justicialista a cuesta, deja en el camino una amplia enseñanza y cientos de dirigentes formados bajo su luz dando muestra que su paso por la vida no fue un mero pasar. ¡Hizo camino al andar!


En la figura del “Negro” Oliva, sin temor a exagerar, se sintetiza la mejor esencia del peronismo: la movilidad social ascendente. Nacido en la pobreza más extrema, el “Negro” , nunca olvido ese pasado. Sí supo trabajar para que aquella realidad, que cubre a millones de personas, deje de ser un verdadero flagelo.

Siempre pudo mirar a los ojos sin temor a avergonzarse o hacer el ridículo, como sucede con aquellos que se arriman a la política en busca del confort y la conveniencia personal o sectorial. Aún sin tener poder institucional en sus manos, Oliva siempre tuvo un manejo y comprensión del poder como pocos dirigentes regionales supieron ejercerlo. Muchos militan, hacen políticas, son subidos al podio del poder por imperio de dedo, sin embargo, nunca comprenden cómo se construye la política de cara a la población.


Decía Perón que los dirigentes que se destacan y trascienden son aquellos que han sido ungidos con el óleo sagrado de Samuel.

A la luz de los acontecimientos, Oliva fue un verdadero faro y referente regional, al punto que la provincia de Buenos Aires, y en particular esos distritos que nadie camina, supieron de su calidad dirigencial.


Si la dirigencia política no tiene una facultad dónde aprender y comprender el ejercicio del poder que sirva para animarse a cambiar la realidad sin pedir permiso, queda en claro que Alberto “Negro” Oliva pasó por algún claustro universitario.

Estos últimos años lo dedicó a unir, a amalgamar el peronismo y demás fuerzas políticas. Aseguraba que la derecha nacional, además del daño infligido en tiempos de Juntos por el Cambio, utilizaría cualquier herramienta, licita o no, para destruir al gobierno del Frente de Todos. Estaba preocupado por estas cuestiones. Venía de participar en las internas locales donde logró un importante resultado demostrando que con “un alfiler y una aceituna”, así lo decía, se puede dar batalla si las convicciones prevalecen sobre el control de la subjetividad.

Conocido el fallecimiento, el Bloque del PJ-Frente de Todos de Vicente López, el PJ de San Isidro, San Fernnado, Tigre y San Martín, CGT Zona Norte, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López, el ex diputado Fernando "Pato" Galmarini, FATSA Zona Norte, el radicalismo de Vicente López, el titular del HCD de San Fernando, Santiago Aparicio, entre otros sectores y dirigentes, expresaron condolencias a la familia y al peronismo vicentelopense.

Será velado en Casa Guerrieri, frente al cementerio de Olivos