top of page

“Este pelotudo nos vino como anillo al dedo”

El presidente volvió a la carga con su tradicional fundamentalismo económico frente a empresarios reunidos en Bariloche, alentando la evasión y la fuga de capitales.

 

“El que fuga es un héroe, logró escaparse de las garras del Estado", tiró el presidente Javier Milei frente a empresarios nacionales que lo convocaron a exponer en Bariloche junto a otros de sus pares de la región, por caso el presidente de Uruguay.  


Fiel a su estilo, intolerante y autoritario, donde la única verdad es la que surge de su fundamentalismo económico y no admite otras opiniones, el primer mandatario dijo: "financian el déficit con emisión monetaria, generan inflación. ¿Qué hacen? Controles de precios como la Ley de Góndolas. Y cuando controlan precios, aparece el desabastecimiento. Se les van los dólares, entonces ponen controles de capitales y entonces el que fuga es un delincuente. Pero no. El que fuga es un héroe, logró escaparse de las garras del Estado".


La frase despertó el entusiasmo de no pocos de los presentes. Tanto que no faltó quien de manera socarrona dijera -es el chimento que circuló por los pasillos del lujoso hotel Llao Llao donde se realizó la reunión- que “este pelotudo nos vino como anillo al dedo, dice y hace por lo que tantos años venimos bregando, nos entendió”. Una mirada claramente empática que abona por qué ciertos empresarios (especialmente los de servicios y extractivistas) se juegan de lleno con el modelo político imperante. No así el industrial local que está padeciendo los estragos del modelo en sus cuentas.


La contracara de semejante escenario institucional ofrecida por el presidente de la Republica Argentina, que alienta la evasión y el no pago de impuestos, la otorga la realidad: la AFIP denuncia caída de recaudación impositiva; despidos masivos; desplome de capacidad industrial instalada, al igual que ventas; tarifazos; salarios pauperizados; aumento de pobreza, más de 3  puntos en 100 días son algunos de los indicadores que dejan muy mal parado al gobierno de los hermanos Milei.


En Barilloche, como era de esperar, el sector empresarial se mostró entusiasmado frente a un presidente que ofrece optimizar ganancias y rentabilidad sin "el freno que le pone el Estado que te roba cobrando impuestos", liberando la economía y desregulando el mercado. Si bien es entendible que ante el empresariado nunca mencione temas como distribución de la riqueza o mejora salarial, sí resulta preocupante para el sector del trabajo y de la producción nacional. Para el presidente, criterios sociales, culturales y educativos tampoco ingresan en la agenda oficial,


Hozzászólások


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page