top of page

Entre “pelotudos”, “coimeros”, “ensobrados” y “ratas”, Milei no cesa con las agresiones, Kicillof se le para de mano

La provincia avanza con una presentación judicial ante la quita de fondos de los bonaerenses.

 


Mientras el presidente de los argentinos tilda de “pelutodo” al gobernador de Chubut, Ignacio Torres, y considera que el Congreso es un “nido de ratas” y de “coimeros”, y a periodistas que lo cuestionan los considera “ensobrados”, y el país va ingresando a una profunda crisis infligida por las políticas del gobierno nacional, más de 20 gobernadores se han parado ante la “ilegítima quita de fondos” que autorizó Milei junto al PRO y sectores radicales. Así como Torres prometió cortar los grifos de combustible que salen de su provincia y paralelamente avanza con una demanda judicial para exigir que se le pague lo que le pertenece al pueblo de Chubut, no muy distinta es la postura del gobernador Axel Kicillof.


“Hemos agotado todas las instancias administrativas y de diálogo con el Gobierno nacional: el día de hoy he instruido al fiscal de Estado de la provincia de Buenos Aires para que inicie acciones judiciales ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y para que se restituyan cautelarmente los fondos que nos sacaron”, afirmó el gobernador Axel Kicillof al encabezar este lunes una conferencia de prensa junto a la vicegobernadora Verónica Magario, tras la publicación intempestiva del decreto 192 que elimina el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires.


En realidad, dicho fondo que el gobierno nacional le quita a la provincia es una manera de compensar lo que le fue arrebatado en los años 80 a la provincia en materia de coparticipación. De tener un 35% pasó a recibir un magro 22%. La provincia aporta cerca del 47% al PBI y, sin embargo, recibe dicha cifra.

 Durante el gobierno de Mauricio Macri, la gobernadora Vidal, vale recordar, a modo de compensar esos puntos perdidos de coparticipación recibió 45 mil millones de pesos. La medida mereció la aprobación, además de intendentes de Juntos por el Cambio, del resto del arco político. La llegada de Alberto Fernández también intentó compensar dicha pérdida de dinero.


La situación se da dentro de un complejo contexto nacional en que por primera vez en la historia nacional un presidente utiliza el poder institucional para agredir, denostar e insultar a opositores y no duda en extorsionar a las gobernaciones -cortándoles fondos- si no le votan las leyes que exige. A tal punto llega la situación que desde la oposición han comenzado a deslizar la posibilidad de instrumentar el juicio político al primer mandatario. En esta línea se ubicarían macristas en sintonía con la vicepresidenta. No por casualdiad, por estas horas diversos sectores comienzan a definir al primer mandatario como "terrorista político".


Dentro de esta realidad política signada por la agenda de la ultraderecha antinacionalista, Kicillof destacó que “no vamos a claudicar en la defensa de los intereses de nuestro pueblo: los recursos que nos quitaron no están en discusión, tienen que devolverlos. A partir de las medidas de Milei están en juego la unidad nacional y la Constitución argentina: el día de mañana nos reuniremos con gobernadores de todos los espacios políticos para dar una respuesta conjunta y contundente”, anunció.

Además, el Gobernador subrayó que “estamos ante una situación de gravedad inédita porque el Presidente no solamente abandona sus obligaciones más elementales sino que somete a todos a un ajuste salvaje y se roba los recursos de las provincias. Esto ocurre tras la publicación del DNU 70 y el tratamiento bochornoso de la Ley Ómnibus, que cayó por la propia torpeza de un Gobierno nacional que luego empezó a amenazar con fundir a las provincias y retiró los recursos del FONID y del Fondo Compensador para el transporte público”, manifestó.


“Los fondos que pretenden quitarnos se utilizaron para recuperar los sueldos de los policías, comprar equipamiento y patrulleros nuevos para toda la provincia: no son para un gobierno ni un gobernador, sino para brindarles seguridad a las y los bonaerenses”, explicó Kicillof, al tiempo que remarcó que “están afectando la provisión de alimentos en comedores, la construcción de escuelas y nuevos centros de salud”.


Por último, el mandatario bonaerense resaltó: “Estos ataques se han construido bajo la falsa idea de que la provincia ha sido privilegiada en el reparto de los fondos: de ninguna manera se ha compensado la injusta distribución de los recursos coparticipables en desmedro de la provincia de Buenos Aires, que tiene el Estado más chico y más austero de la Argentina”. “Nosotros no nos vamos a dejar extorsionar por las amenazas del Presidente: nunca vamos a dejar de pelear por lo que le corresponde al pueblo de la provincia de Buenos Aires”, concluyó.


Estuvieron presentes integrantes del gabinete; legisladores nacionales y provinciales; intendentes e intendentas bonaerenses; representantes gremiales y de organizaciones sociales. Dirigentes del Movimiento Obrero Organizado, el presidente del PJ de la provincia, autoridades de los bloques legislativos, ex ministros y empresarios provinciales estuvieron acompañando la conferencia de prensa del gobernador.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page