En San Fernando no comentan la realidad, la hacen carne y la mejora

Los jóvenes de Casa de Día y el Taller Protegido festejaron el “Día de las Infancias”


A diferencia de otros y otras relatoras de la realidad -con manual publicitaria en mano-, en San Fernando hablar de inclusión e inserción social es hacerlo con hechos concretos, palpables. Tal el caso del trabajo que se realiza, desde el municipio, en la Casa de Día y el Taller Protegido donde la inclusión es una realidad efectiva. Sólo quienes tienen una realidad familiar cercana podrán valorar estas alquimias. La integración es en todos los niveles y por lo visto una construcción constante. Así quedó expuesta cunado la Secretaria y precandidata a concejal Eva Andreotti participara de un encuentro de integración con adolescentes en recuperación de adicciones del Centro Convivencial Terapéutico Municipal y el Taller Protegido para personas con discapacidad, con todos los cuidados. La idea no era otra que celebrar el “Día de las Infancias”.

Eva Andreotti, participó de la actividad acompañada de la Subsecretaria de Educación, Mariana Miola; la Concejal, Vanesa Medialdea y coordinadores de distintas áreas.


El Centro Convivencial Terapéutico ´Casa de Día´, un espacio de contención y desarrollo de habilidades para la inclusión de adolescentes y jóvenes de 11 a 21 años con problemas de adicciones; y el Taller Protegido, un espacio de integración social de personas con discapacidad.

“Son muy lindos los trabajos de integración así empezamos otra vez a revincularnos. Hace poco los chicos fueron a conocer una fábrica de helado y compartieron un lindo momento, también vamos a asistir a funciones con protocolos en el Teatro Martinelli y continuar con más eventos. Estamos volviendo a las cosas que tanto extrañábamos y eso nos pone muy felices”, explicó Eva Andreotti.


Por su parte, el Coordinador de ´Casa de Día´, Hernán Rondán, detalló: “Vivimos una hermosa jornada de inclusión entre dos instituciones que están trabajando mucho para la contención social y de a poco vamos volviendo a las actividades presenciales con todos los protocolos y seguiremos por ese camino”.


Los jóvenes que compartieron un almuerzo y juegos también opinaron: “La pasamos muy bien, bailamos y comimos todos juntos. También nos regalaron una almohada y nosotros les dimos dibujos a los chicos de Casa de Día. Extrañaba mucho a mis compañeros y ahora que podemos volver estoy muy feliz”, comentó Julián, integrante del Taller Protegido.

En tanto, Gustavo, de ´Casa de Día´, agregó: “Muy contento por la actividad, nos tocó un lindo día donde pudimos compartir hamburguesas y juegos con los chicos. Recibimos un regalo del Municipio y del Taller Protegido. Es muy lindo para nosotros que siempre nos tengan en cuenta”.