El Príncipe espiaba,Heidi convertida en serpiente,y una tal Malena procurando revertir la historia

Historias de un príncipe espiador y extorsionador, dama convertida en serpiente y populistas con afán de solucionarle la vida a gente que no se lo merece, el vulgo. Así es como aparece un fantasma llamado Frente de Todos que encara un ambicioso plan que augura que casi 100.000 usuarios y usuarias se puedan conectar a las redes de agua potable y cloaca. Mejoras, de servicios, para los feudos desde San Isidro, Malvinas Argentinas y Tigre.

La historia no es novedosa. Más bien, lo contrario. es recurrente. La aparición del príncipe de ojos azules que embauca a la población mientras lo mira revolviendo basura y les hace creer que eso es reciclaje ecológico. Ni pensar que muchos de esos sumisos seguidores tuvieran agua potable en sus viviendas, mucho menos cloacas. Mientras el príncipe azul engaña y arma relatos, y espía (y extorsiona) a sus súbditos y a dueños de tierras y de empresas para garantizarse impunidad, al otro lado del Riachuelo, la dulce Heidi juega al Yo-Yo. Heidi, camina las praderas de la pampa húmeda evitando chapotear el barro del conurbano. Lo hace con una sonrisa armada. Ella, al igual que el Príncipe Azul, es parte de la misma estirpe. Esa que considera que los súbitos, la plebe no se merece educación pública, aire acondicionado, vacaciones, celular, salarios dignos. Mucho menos agua potable y red cloacal. Reinan con la cobertura de juglares, obsecuentes por cierto, que irrumpen en las casas de la plebe con falsos relatos. El príncipe, al igual que Heidi, que terminó demostrando que de verdad era una serpiente, promete y no cumple. Llegado el caso, de que la plebe se subleve o reclame por derechos, se los reprime.


El príncipe y Heidi prometieron agua y cloacas para todas las viviendas. Aseguraban, en aquellos años, que “en 70 años nunca se había hecho tanto como ahora” en estas cuestiones. Sin embargo, la realidad determinó que sólo alcanzaron un avance del 1% en tendido de agua y poco más en red cloacal. Debió venir el “demonio populista”, llamado Frente de Todos, para comenzar a revertir la historia. Así fue como una tal Malena Galmarini, alimentada en cuna peronista, terminó conduciendo los destinos de una empresa que estaba prácticamente en menos 10: AySA. En archivos se descubrió que los balances estaban en rojo a pesar que el Príncipe y Heidi se empecinan en decir lo contrario. Claro, como buenos señores feudales, controlaban todo, prensa y jueces incluidas.


Ahora, la populista Galmarini con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las vecinas y vecinos, arrancó el año poniendo en marcha nuevas obras en la zona norte del AMBA para ampliar su plan de obras y continuar brindando un servicio de calidad en su área de concesión para poder expandir sus redes de agua y cloacas, y llegar a cada hogar del conurbano bonaerense. Una vez concretado los trabajos, cerca de 100.000 usuarios y usuarias se podrán conectar a las redes de agua potable y cloaca y tendrán a una mejora en sus servicios, con el inicio de 7 importantes obras en los partidos de San Isidro, Malvinas Argentinas y Tigre.


Además, a estos populistas de cuarta que derrochan el dinero para mejora la vida de la plebe, se les ocurre llevar adelante un plan de 1.242 obras, que se encuentran en distintas etapas, tanto en la Ciudad de Buenos Aires –administrado por un feudal con cara de guasón- como en los 26 municipios de su área de concesión, las cuales benefician a 1.890.000 personas. “El 60% del conflicto de la necesidad de agua y cloacas del país se ubica en el conurbano bonaerense” asegura la populista Malena, para agregar que es intención de un tal Alberto Fernández y Gabriel Katopodis, dos supremos derrochones que malgastan dinero de trabajadores para volcarlo en cloacas. Además, estos dos chabones embestido de presidente uno, el primero, y de Ministro, el otro, se les ocurrió cobrarle una tasa a los ricos con el objeto de financiar obras -agua y red cloaca, y viviendas-para el populacho. ¡Qué horror!, exclamó el Príncipe extorsionador y espiador.


Sin embargo, cuan Espartaco que se libera del opresor o un tal Perón que osó enfrentar y tocar los feudos dominantes, Galmarini, parada frente a las escalinatas de un tal FMI, prometió no volver a esas políticas de entrega y ajuste pactadas entre el Pato Donald y la banda del Príncipe denominada Juntos. Al respecto, dijo: en Tigre comenzaron las obras para incorporar a 6.500 habitantes a la red de agua potable y otros 39.000 vecinos y vecinas a la de saneamiento cloacal. Estos servicios esenciales eran muy esperados por los vecinos en el barrio.

Foto: El Príncipe y Heidi prometen, a modo de hacerle la vida imposible al populismo, inyectar veneno por las redes.


Y recordó que se inició la instalación de 9.300 metros de cañerías de agua para la “Red secundaria Talar Sur”, a la que se podrán conectar un total de 1.100 hogares, y por otro, ya está activa también la obra de la red “Ricardo Rojas M4”. En esta obra, se instalarán 4.700 metros de cañerías sumando a 500 hogares más a la red. Dicen, dicen que por esas cañerías, el populismo suministrará vino y droga de la buena, aquella que Heidi incautó y guardó, junto con su ladero Cristian y la banda de la Gestapo, para “envenenar al enemigo”. Como no pudieron con unas vacunas rusas y chinas, ahora prometen hacerles la vida imposible al populismo. Si los palos en la rueda no alcanzan, si las operaciones mediáticas y de mercado tampoco fueran suficiente, qué mierda: a inyectar veneno en las redes.


Así y todo, la estatal AySA, sin amilanarse, comenzó obras en los condados de Benavídez, Rincón de Milberg y General Pacheco, que contemplan la instalación de 63.500 metros de cañerías que mejorarán la calidad de vida de más de 5.700 familias.


Además, en el principado de Malvinas Argentinas se dio a inicio también a las obras de una red primaria de 9.100 metros de longitud, lo que va a permitir la expansión de la red de agua potable alcanzando a unos 29.000 nuevos beneficiarios.


Finalmente, en el feudo de Boulogne, en el partido del príncipe Posse, comenzó la construcción de un importante aliviador cloacal de casi 800 metros sobre la calle José Figueroa Alcorta, que va a mejorar el transporte de los líquidos cloacales de la zona e incorporar a nuevos usuarios, beneficiando a un total de 12.700 habitantes.


Por otro lado, la empresa continúa con las importantes obras que se pusieron en marcha en 2021. En Escobar, AySA continúa con la instalación de cañerías y nuevas conexiones para llevar el servicio de agua potable al Barrio Chechela, mientras que en Pilar continúan las obras para vincular a la red de servicio al Barrio Peruzotti y en el partido de San Martín próximamente llegará la tan esperada red de agua potable a Villa Hidalgo.


Este ambicioso plan de obras también incluye proyectos de “mejora y mantenimiento”, mediante el cual AySA reafirma su compromiso de “seguir ofreciendo servicios de calidad a sus usuarios y usuarias”; y lo dicen sin empacho, así son los populistas, priorizan a la gente nunc a los mercados. Así les va.


En el virreinato de Vicente López, con el primo del Príncipe trasladado a los pagos de Guasón, el populismo está llevando adelante la instalación del importante colector cloacal Yrigoyen, que mejorará la capacidad de transporte del sistema de saneamiento impactando con una mejora directa en el servicio ofrecido. Mientras que en San Fernando la empresa continúa con la importante obra “Refuerzo Aeropuerto”, con el fin de mejorar el servicio a más de 30.000 usuarios y usuarias de la zona y expandir a futuro el servicio a los barrios del partido que aún anhelan la llegada de la red. Y dale con mejorarle la vida a la plebe. Estos populacheros, nunca se preguntan o cuestionan si estos sectores orilleros, el vulgo, verdaderamente se merecen que una mejor vida. Ya lo decían los Señores de Juntos: si no tienen un buen nivel de vida, es porque no se lo merecen, no lo han conseguido o no trabajan para superarse. Tus padres sirvieron al Príncipe por años, Vos también, ganaste salarios de miserias en negro, por cierto, te criaste en la miseria más extrema y, ¿encima pretendes salir del pozo?


Sin embargo, los populistas como si fueran “seguidores como perro de carreta”, continúan trabajando en la adecuación y puesta en valor de la Planta de Tratamiento en el centro de José C. Paz, que permitirá la expansión del servicio de saneamiento cloacal dentro de este municipio que actualmente tiene muy poco porcentaje de cobertura. De la misma manera, en el partido de San Miguel, se está llevando adelante la renovación de redes de agua en la localidad de Muñiz para mejorar el servicio ofrecido a los usuarios y usuarias que ya cuentan con el mismo.

300x250.gif
350x320 junio.gif