El PJ de Vicente López promete derribar las "vallas de odio", para tender "puentes de amor"

Tras la dura represión emprendida por el gobierno de Larreta salió a fijar posición


“Son tan malos, torpes, violentos, que nosotros no tenemos que hacer nada, todo lo van a hacer ellos; ellos nos van a facilitar la victoria”, ironizaba el General Juan Domingo Perón en referencia a la dictadura de los años 70 (Ongania , Lanusse y compañía) que cercenaba, perseguía, detenía, prohibía, y secuestraba la voluntad y esperanza popular sintetizada en la figura del líder y creador del Movimiento Nacional Justicialista. Pasaron los años, décadas, y aquella “manía” de la derecha nacional, que viene disputado poder desde los mismos inicios de la creación de la patria, persiste. Con nuevos métodos y nuevos actores enquistados en el Poder Judicial, y respaldados por grupos mediáticos que alientan la virulencia social.


La referencia fue rescatada del archivo de la memoria por la Secretaria Gral. del PJ de Vicente López, Juliana del Bao, al momento de movilizarse sobre la Plaza Alem de Munro para realizar el denominado “Cristinazo”. Una iniciativa del PJ de Vicente López que buscó rechazar “la persecución judicial que recae sobre Cristina, que en realdiad, es contra todo el peronismo, contra todo lo que representa el campo nacional y popular”. Esto sucedía el pasado sábado, a las 11, oportunidad en que poco más de 300 personas dieron el presente.

Similares manifestaciones de respaldo a la vicepresidenta se dieron a lo largo y ancho de todo el país de manera pacífica. Sin embargo, y como hecho nada casual, la principal vidriera de la derecha nacional (Juntos), como resulta ser el gobierno de la CABA, volvió a mostrar el rosto de la intolerancia, el de la violencia. Esto quedó expuesto al momento en que el gobierno de Larreta, con la falsa excusa de por orden en el entorno a la casa de Cristina Fernández, montó un agresivo y masivo despliegue de fuerza policial que incluyó el vallado de todo el entorno a la vivienda. Carros hidrantes, policías armados hasta los dientes, era la muestra que esos presagiaba represión.

“Pusieron vallas y policías para provocarnos” asegura Del Bao, para agregar: “fíjate que en todo el país hubo presencia militante en las calles y no hubo ningún acto de violencia, y mirá Vos, Larreta pone policías y, oh casualidad, la represión fue terrible sobre un pueblo que lo único que quiere es expresar alegría y nuestro respaldo a la conductora Cristina perseguida por el Partido Judicial”. La dirigenta, recurriendo a la historia, destaca que “no es novedad que la derecha nos quiere subir al tren de la violencia, ponen vallas simulando campos de prisioneros para inquietarnos, agredirnos, no aprenden más”, y concluye: “ellos ponen vallas, rompen todo contacto con el pueblo, nosotros la derribaremos mil veces parea ampliar derechos, para tender puentes de amor y solidaridad; el odio y la venganza no son parte de nuestra cultura política”.


Frente a la represión policial, el PJ de Vicente López emitió un comunicado repudiando la represión “policial del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta” y se solidarizan “con los compañeros/as que la sufrieron poniendo el cuerpo, sosteniendo pacíficamente y con mucho amos el apoyo incondicional a nuestra conductora”.