El peligroso mensaje de Juntos por el Cambio y el Partido Obrero

Cuestionar a la autoridad, cualquiera sea esta. Alientan la anti política. Toma como ejemplo a países orientales, escandinavos y vecinos ocultando decir la verdad. Sacan a la gente a la calle, le ponen micros y quiebran todo orden racional; son intolerantes


Por. Tano Armaleo.- No tardaron pocos minutos, desde el anuncio presidencial dando cuenta de las nuevas medidas sanitarias, para que un grupúsculo de gentes se manifestara en la Quinta de Olivos y en algunos rincones más del país. Gente movilizada por un peligroso discurso que se monta sobre dos pilares fundamentales. La de medios de comunicación, tendenciosos y falaces -lo que viola el principio básico del periodismo, honrar la palabra y la verdad-, y de una oposición claramente talibanizada. En esta saga se inscribe Juntos por el Cambio y en el otro extremo, el Polo Obrero. Ambos coinciden en fustigar al gobierno aduciendo “falta de libertad”, “la vacuna mata”, el “gobierno conduce al país a una catástrofe sanitaria y social", “la gente quiere trabajar”, “queremos que los chicos vaya a la escuela”.


No es el caso analizar la irrefutable voluntad popular de movilizarse y peticionar a las autoridades. El tema es otro. Argentina, el mundo, está atravesando una terrible pandemia que lleva más de un año. Por lo tanto, discutir cada una y todas las medidas del gobierno nacional, no hace más que generar una cultura de la anti política. No son simple opositores. Son los que siembran buscando que prenda aquello que la autoridad radica en la individualidad. En el “buen criterio” que cada personas considere correcta. Por lo tanto, vale lo que YO diga y no lo que la autoridad institucional defina. Por eso, por ejemplo, acusan a docentes de “frustrados” y “fracasados”. Por lo tanto, para estas extremas ideológicas, un docente (o funcionario ) es un cuatro de copas que no merece ningún respeto, tanto de padres como de alumnos. Es el mensaje peligroso que dejan picando sobre las pantallas ante una sociedad dependiente que termina consumiendo sin musitar.


Son estos padres, dirigentes y funcionarios que se cansan de poner como ejemplos países orientales, escandinavos, o vecinos, ingleses incluidos, como ejemplos de disciplinas y autoridad. Justamente son países con sumas restricciones horarias, comerciales y educativas. Así van atravesando la pandemia. Eso ocultan los medios, y callan dirigentes de PO y de Juntos por el Cambio. Porque en definitiva, no dejan de manipular a la opinión pública. Así es como estimulan y alientan a que la gente salga a la calle.


Reiteramos, generan un mensaje peligroso: me chupa un comino lo que diga la autoridad. Cualquiera sea esta. Lamentable mensaje para niños y adolescentes que ven como sus padres, encapsulados por una pasión devota a ser opositores, bajan como mensaje que la autoridad no es tal.


Si el profesor te pone una mala nota, es un mal bicho, un turro que no sabe nada. Si el profesional de la salud recomienda vacunarse y evitar la circulación social, es un ignorante, no sabe nada. Si un presidente, gobernador o intendente dispone, con todas las atribuciones legales y constitucionales tomar medidas beneficiosas para la población, aun cuando esto no sea políticamente correcto para los perversos y mal intencionado, YO me opongo. Y me opongo porque quien me representa en términos políticos así lo dispone. Lo dispone con los dichos y las acciones. El mensaje entre líneas es : la autoridad sos VOS.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250.gif