El nazismo goebbeliano enquistado en Juntos por el Cambio

Sin animo de cambiar conductas, los principales dirigentes alientan la grieta sobre la base de mentiras y odio.

Por: Tano Armaleo.- Queda claro que Juntos por el Cambio, más precisamente el macrismo, además de alentar la grieta, genera algo más preocupante: enfrentamiento y virulencia social. Tanto que estas cuestiones son llevadas al seno de la mesa familiar, y en las amistades. Es evidente que el macrismo impide y evita todo tipo de diálogo, debate o análisis que tienda a mejorar la realidad. Con la intención de alimentar la grieta, a efectos de cuidar votos, el macrismo pareciera imitar la impronta del asesino Joseph Goebbels: “miente, miente que algo quedará”.

Los últimos acontecimientos transcurridos en el país así lo ratifican. No actúan sólo. Grupos mediáticos, periodistas e intelectuales se suman a esta saga del odio, de dividir para reinar. Y extorsionar.


Así como terrible y grave resultó la colocación de bolsones negros simulando que allí había cadáver con nombre de funcionarios del gobierno nacional en plaza de Mayo, esto fue al momento de realizarse una nueva marcha opositora al gobierno, no menos violento resultó la bomba colocada en un local partidario del Frente de Todos. La otra reciente avanzada la constituyó la mentira desplegada por la escritora Beatriz Sarlo de clara ascendencia con el modelo macrista. Acciones, todas, que contaron con la anuencia y el silencio cómplice de grupos mediáticos, y de periodistas rentados (y extorsionadores) del poder que gobernó recientemente. Y, lógicamente de jueces y fiscales corruptos que continúan dando muestra de sumisión y clara devoción.


No es el caso resumir o exponer dónde y cómo se para el macrismo a la hora de construir ciudadanía, respeto en la diversidad, y calidad democrática. Es evidente que esta suerte de máxima nazista de miente, miente que algo quedara ha calado y continúa calando en basto sectores de la población. Sucede en todo el mundo. Es lo que imponen los algoritmos y el modelo de la derecha neoliberal.

En Juntos por el Cambio están convencidos que en la profundización de la grieta, en el enfrentamiento radica su fuerza electoral. Es lo que alientan sus dirigentes. Queda clarisimo. Son incorregibles. Tampoco tienen ánimo de mejorar.


Cuando esto sucede, y a pesar del esfuerzo que muestra el presidente Alberto Fernández en intentar tender puentes de diálogos –está bien que así lo haga- , o que Juntos por el Cambio aporte ideas y proyectos superadores a los del oficialismo, es donde surge la necesidad de continuar dando batalla cultural. En demostrar que la grieta, que no es nueva, ni de exclusivo patrimonio nacional, responde a modelos diametralmente opuestos. El drama es que Juntos por el Cambio utiliza métodos reñidos con toda buena práctica democrática y respeto a las instituciones.

300x250.gif
350x320 junio.gif