top of page

El discurso de violencia le facturó al Ministro Berni

Al intentar dialogar con colectiveros, que reclamaban frente al asesianto de un compañero, recibió una fuerte golpiza


Producto del asesinato del colectivero Daniel Barrientos, que todo indica habría sido fusilado sin mediar palabras mientras conducida (línea 620), hasta que dos delincuentes lo abordaron, produjo la lógica reacción de sus compañeros de trabajo que declararon un paro en horas de la mañana. Una reacción que terminó en una brutal golpiza sobre el Ministro de Seguridad Provincial Sergio Berni y su par de Transporte Jorge D`Onbofrio. La peor parte se la llevó Berni quien debió ser hospitalizado, previa evacuación por uniformados de la CABA, y, tal vez, enfrentar una operación por fisura de maxilar.


Berni fue a la hoguera, a la Gral, Paz y Ruta 3, donde cientos de colectiveros cortaron las calles mostrando la natural bronca de quien viene de perder a un compañero de trabajo y recibe la presencia de un funcionario público que intenta brindar detalles y buscar soluciones. En esos momentos, nada sirve para calmar los ánimos. Puños, piedrazos y corridas debió soportar el ministro frente a gente sumamente embroncada e impotente. Gente que, seguramente en otras circunstancias y momentos, no habría actuado de manera virulenta, al punto de poner en riesgo la vida, en este caso, de un funcionario que sabiendo dónde concurría no midió riesgos.


Queda claro que nada justifica la bronca y virulencia descargada sobre el Ministro. Sí se la comprende.

Se la comprende mucho más cuando discursos de odio, actos de virulencia verbal, gestos, actitudes y conductas de sectores ligados a la derecha alientan la resolución de los conflictos por manos propias. Alientan subordinarse al orden institucional y burlarse ante a toda investidura institucional.


En el afán de instalar un modelo político opuesto al que expresa el gobierno, no pocos dirigentes, y dirigentas, utilizan el todo vale. La violencia discursiva es parte de dicha alquimia política que no hacen más que meter combustible, a través de la palabra y de las pantallas, a un sector de la población que vive y padece no pocos problemas.


Si intentar matar a una vicepresidenta es un acto baladí o nimio frente a los ojos de la derecha antisistema, o si un juez recibe dádivas y viven como verdaderos multimillonarios y nadie se inmuta; si espíar a familiares del ARA San Juan, inventar causas judiciales para dañar al adversario político o detener a empresarios es práctica, este es el punto donde la ley no existe. Todo vale.

No hay orden y ni respeto a las instituciones. Por lo tanto, así como apalean a un funcionario y nadie dice nada, también se hace lo propio sobre un docente cuando se le falta el respeto. Se naturalizan estas cuestiones como práctica frente a poderes del Estado que verdaderamente no funcionan: El Poder Judicial, prioritariamente. Un verdadero antro de corrupción e injusticia. Son los que facilitan que delincuentes ingresen y egresen de las cárceles con la misma facilidad que ingresar a un almacén.


No es la bronca de los colectiveros que molesta y violenta a la población. Es la impotencia en ver a una dirigencia que, por un voto, entregan el alma al diablo. Son los que ya están pidiendo la renuncia del Ministro y cuando les tocó gobernar reprimieron y utilizaron el Estado para engrosar las alforjas de los amigos. Son perversos e hipócritas. Son los que piden balas. Nunca tolerancia y mucho menos, el estricto cumplimiento de la ley, Aquella que está para cumplir, caso contrario, modificarse en los ámbitos dónde corresponda, el Congreso. No ayudan ni quieren ayudar a calmar las aguas. Viven como caroñas sacando ventajas de la desgracia ajena.


“¿Por qué tengo que renunciar? Lo que vamos a hacer es redoblar el esfuerzo y seguir trabajando”, aseguró Sergio Berni en la puerta del Hospital Churruca, hacia donde fue trasladado este mediodía luego de recibir la golpiza.

El funcionario planteó además dudas sobre el crimen del chofer Daniel Barrientos. “No es un hecho habitual, nadie asalta un colectivo así, cuando uno investiga estos casos no es el modus operandi habitual”, aseguró.

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page