top of page

Discusión de fondo: sociedad sometida o libre

La educación pública como garante de la movilidad social ascendente. Perczyk y Katopodis firmaron convenios para obras en más de diez universidades nacionales, entre ellas, la de San Isidro, la Scalabrini Ortíz.


Cuando el pasado viernes el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, firmaron convenios con más de diez universidades nacionales para la construcción de aulas, laboratorios y bibliotecas, en el marco de la segunda etapa del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria que contempla la realización de más de 160 obras, se estaba poniendo sobre la mesa una discusión de fondo: el rol del Estado, si es la política la que ordena o los mercados que imponen. Es decir, si se construye a través de la educación pública, una sociedad que garantice la tan mentada movilidad social ascendente. Aquella que permita que el hijo de un trabajador logre laurearse en la universidad pública de la que salió, por caso, René Favarolo; también el premio Nobel, Cesar Milstein.

Para los que se oponen al modelo que pregona la derecha mundial, que considera que todo debe ser arancelado, “caer en la educación pública” no es una desgracia. Los mejores científicos y los premios nobeles obtenidos por argentinos, son el producto de la universidad pública. Por eso, el populismo reivindica el rol del Estado sobre la voracidad de los mercados, sin que esto implique ir contra el capitalismo y el mundo empresario.


En esto de entender las diferencias entre los dos modelos políticos que irán a las urnas, bien vale mencionar que en la Cámara de Diputados de la Nación duerme el proyecto de Ley que crea cinco nuevas universidades nacionales; entre ellas la del Delta que estará emplazada en el municipio de Escobar. La ley está frenada porque legisladores de Juntos por el Cambio y de Libertad Avanza se niegan a destinar fondos para dicho objetivo. La derecha evalúa que el mercado privado de educación “bien puede cubrir las necesidades educativas”. Un mercado educativo, el de la enseñanza privada, que en gran porción está subsidiado por el Estado.


No pocos pedagogos, filósofos y sociólogos consideran que una sociedad con bajo nivel educativo es el escenario ideal para someter conciencias y lograr, sobre todo, bajos salarios.


“Nosotros creemos que en la educación pública y en la universidad pública hay una plataforma para resolver los problemas que atraviesa el país”, sostuvo Perczyk durante el acto compartido con su par Gabriel Katopodis.


Perczyk resaltó la “enorme inversión que hace el gobierno en el sistema educativo para la ampliación de la jornada escolar en escuelas primarias y en la construcción de cien escuelas técnicas y en obras de infraestructura universitaria”.

“Estamos ampliando la infraestructura universitaria y avanzamos también en terminar obras que en muchos momentos quedaron pendientes. El sistema universitario es federal y por eso estas obras las decidieron cada una de las universidades”, consignó.


Por su parte, Katopodis explicó que “hoy firmamos nuevos convenios para el Programa de Infraestructura Universitaria que llevamos adelante junto al Ministerio de Educación. Son 13 obras para la construcción de nuevos edificios con aulas, laboratorios y talleres”.

“Dentro de poco la Argentina va a decidir si este es el camino: más y mejor Universidad Pública o los que buscan privatizar la Educación”, sostuvo.


En tanto, el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, sostuvo que “con las obras del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria que se llevan a cabo en todo el país mejoramos las condiciones edilicias de nuestras universidades públicas para continuar garantizando el derecho a la educación superior".

El programa tiene como objetivo ampliar la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional, así como también se propone incrementar el acceso a la Educación Superior; optimizar la calidad de la instrucción; fortalecer el funcionamiento y los servicios que prestan las instituciones y vincular el capital humano formado en las universidades con las fuerzas productivas locales.


Dentro las inversiones en materia universitaria se encuentra la Universidad de Trabajo Scalabrini Ortíz de San Isidro, ubicada en el predio de la Estación San Isidro del Tren de la Costa. Universidad, creada vale recodar drante el gobierno de Cristina Kirchner.


El Programa Nacional de Infraestructura Universitaria se lleva adelante en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, recibe financiamiento internacional del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y contempla una inversión total de $50.600 millones.


Las universidades que firmaron los convenios para obras fueron la Universidad Nacional de Cuyo, la de General San Martín, la de La Pampa, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, la de Salta y la de San Antonio de Areco.

También lo hicieron la Universidad Nacional de Tucumán, la de Villa Mercedes, la del Comahue, la Universidad Nacional Raúl Scalabrini Ortiz, la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Tecnológica Nacional.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page