top of page

Dengue: provincia y municipios atienden la situación mientras el león duerme

Con más de 180.000 casos y 129 muertes se torna imperioso tomar recaudos y atender los consejos profesionales.



Frente a un cuadro sanitario complejo que a la fecha ha causado más de 180 mil contagios -se estima que muchos de los afectados no denuncian la situación- y 129 muertes por dengue, y mientras el “león duerme” y, cuando despierta, sólo atiende cuestiones financieras y dispara agresivos rugidos a quienes lo miran con recelo, provincia y municipios, al igual que el gobierno de CABA, asumen la responsabilidad de enfrentar la situación. Tal el caso de San Fernando que, al igual que el resto de sus pares de la región, destina no pocos esfuerzos a la fumigación en barrios de mucha vegetación, espacios verdes y zonas donde es más necesario combatir al mosquito transmisor del Dengue; a la vez que incentiva y refuerza la limpieza en esos puntos.

 

Debido a la gravedad de la situación sanitaria -todo indica que se está enfrentando el pico de contagio-, el municipio que preside el peronista Juan Andreotti también solicita la colaboración de los vecinos y vecinas para “prevenir su proliferación en los hogares, donde es más importante controlarlo”, y difunde cómo actuar si aparecen síntomas de esta enfermedad.

 

Al respecto, el Director General de Políticas Ambientales, Gabriel Tato, explicó: “Esta enfermedad no se transmite de humano a humano, sino a través de un vector: el mosquito Aedes aegypti, que vive entre nosotros, es inter e intra domiciliario, se reproduce y se esconde en nuestros domicilios. Es un mosquito de ciudad y no de campo; hay que aclararlo porque estamos atravesando también una ola del conocido ‘mosquito de inundación’, resultado del cambio climático y del fenómeno del ‘Niño’ que causó gran cantidad de lluvias. Ese mosquito es molesto e incómodo, pero no transmite el dengue”.

 

“Hay que prevenir el dengue mediante la prevención del mosquito que está dentro de nuestros domicilios, sacando todos los cacharros y objetos como floreros, reemplazando el agua por arena, cambiando a diario el agua de las mascotas, tapar los tanques y eliminar cualquier otro cacharro por chico que sea que acumule agua fresca, que el mosquito Aedes aegypti elige para reproducirse. Y recordemos siempre que sin mosquito no hay dengue”, finalizó el funcionario.

 

En tanto, el médico Guillermo Brambila, Director de Salud Pública del Municipio, destacó lo siguiente: “El dengue es una enfermedad viral transmitida por un mosquito característico que tiene patas negras con rayas blancas. Los síntomas de alerta son: fiebre alta sin síntomas respiratorios (sin tos, catarro ni mocos) asociada a un dolor de cabeza característico, que puede ser detrás de los ojos, y dolores de las articulaciones de los músculos de los huesos”.

 

Y agregó: “Ante la presencia de estos tres síntomas, la vecina o vecino debe concurrir al centro asistencial, donde se decidirá de acuerdo al estado clínico si queda internado o se va a su hogar; la mayoría vuelven a su hogar, donde deben hacer reposo, tomar abundante líquido y si tienen dolor o fiebre, se indica paracetamol. Hay que tener presente que, una vez que la fiebre cede, se debe estar atento las primeras 48 horas a la aparición de otros síntomas como dolor abdominal, vómitos o algún tipo de hemorragia; si esto sucede debe volver al centro de salud para su atención. Tanto en nuestros centros asistenciales como en el Hospital Municipal San Cayetano, será atendido y se darán las indicaciones para cada caso.

 

“Tengamos presente para ahora y para el futuro que sin mosquito no hay dengue; por eso la medida de prevención más eficaz es evitar la presencia de mosquitos peridomiciliarios y domiciliarios”, concluyó Brambila.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page