top of page

Del “FIFA gate” a un desprolijo Mundial 2030 en Sudamérica, todo sea por el “Dios dinero”

Uruguay, Argentina, Paraguay, serán sede, en tanto, en Marruecos, España y Portugal se jugarán el resto de los 101 partidos


Por: Fernando Gañete Blasco.- “Los mundiales son negocio sólo para la FIFA” dice Andrew Zimbalist, periodista y profesor de economía norteamericano y analista de la industria del deporte, en su libro Circus Maximus. Los números de ganancias de la casa madre del fútbol en las Copas del Mundo lo avalan, Brasil 2014 le dejó U$S 4.000 millones, por Rusia 2018 ganó U$S 5.400 millones y Qatar 2022 la friolera de U$S 7.500 millones. Estas dos últimas sedes fueron otorgadas por la gestión de Joseph Blatter, lo que generó el denominado FIFA gate que desencadenó en la prisión de empresarios y dirigentes (todos americanos, del sur, centro y norte del continente), lo que hizo que se fuera Blatter. En su lugar, con imagen de “transparencia y honestidad” asumió el actual presidente Gianni Infantino quien había sido alto dirigente de la FIFA en la gestión de Blatter. La primera sede que concede la FIFA tras todo lo ocurrido fue a Estados Unidos junto a Canadá y México.


Ahora, de manera muy desprolija, se anunció que para el 2030 serán seis los países involucrados en el Mundial: Uruguay, Argentina, Paraguay, que debutarán en sus respectivos países y Marruecos, España y Portugal donde se jugarán el resto de los 101 partidos. La desprolijidad se debe a que no fue notificado oficialmente por FIFA, sino que mediante un tweet la Conmebol anunció que los tres países sudamericanos serán anfitriones de los “partidos inaugurales”. Los tres países de la Conmebol buscaban convertirse en anfitriones, pero la situación económica no sedujo a la FIFA, pese a que se conmemorará el centenario del primer Mundial de la historia disputado en Uruguay.


La FIFA venía ampliando el negocio, no sólo al darle las sedes a países ricos (aunque sin tradición de fútbol), sino haciendo que inviertan mucho dinero en la organización. Rusia gastó U$S 11,4 mil millones (aunque algunos medios indican 20 mil) y Qatar U$S 220.000 millones (si, seis cifras). Aquí Zimbalist también indicó en su libro: “…las candidaturas vienen siempre apoyadas por los mismos grupos de interés. Las empresas constructoras, los estudios de arquitectos, las compañías de seguros, las cadenas hoteleras, los medios de comunicación, los bancos de inversión que abrirán el grifo del crédito para toda la fiesta a cuenta del contribuyente y finalmente por los bufetes de abogados que trabajan para todos los anteriores…”


Gianni Infantino busca desenfrenadamente aumentar las ganancias de la FIFA. Intentó sin éxito organizar los mundiales cada dos años. Tras el Mundial de Qatar aumentó la cantidad de equipos participantes. De los habituales 32 países, en el 2026 habrá 48, lo que significa que se disputarán 104 partidos. De esta manera, además de vender más tickets, se ampliará la cantidad de televidentes, y por ende, los derechos de retransmisión.


Para el 2030 incorporó a tres países de la Conmebol, uno de África y dos de Europa, quizá con tres objetivos:


· Económico: Aumentar la inversión en derechos de retransmisión, ampliar la cantidad de países en los que habrá los Fan Fest con los sponsors oficiales de la FIFA y otras cuestiones.


· Político: Compromete a tres federaciones continentales, más la Concacaf ya que tres países de esa entidad organizarán el 2026 y así se garantiza votos internos en caso que los necesite en alguna asamblea o congreso.


· Geopolítica: Con el 2026 disputado en la Norteamérica, el 2030 en Europa y África e involucrar a Sudamérica, le queda el camino allanado para que en el 2034 puedan ser sedes algún país árabe o China que es adonde tiene la mira la FIFA, pero no quiere herir determinadas susceptibilidades.

¿Le sirve a la Argentina?

Para nuestro país el organizar el debut del Mundial 2030 es valioso desde el marketing ya que los ojos de los millones de telespectadores y los internautas estarán puestos en la Argentina, así como también será de sumo interés para la ciudadanía tener una jornada festiva en el marco de un Mundial.


“Era muy difícil competir en lo económico y sobre todo en los votos para ser los únicos organizadores. De esta manera, tener el partido inaugural será a costo cero” manifestó el presidente de la AFA, Claudio Tapia. En ese sentido los periodistas Simon Kuper y Stefan Szymanski en su libro Soccernomics, exponen que la única razón que tienen los países desarrollados para organizar un mega evento deportivo, no es el económico, sino el de mejorar el nivel de vida de su población. “En aquellos países en los que la renta per cápita supera los € 15.000, la felicidad no se consigue con un poco más de dinero, por eso sí se justifica un Mundial” sostienen en su obra. De lo contrario, si la población no alcanza esos niveles de ingresos, es conveniente no meterse en esos gastos, sino repartir el dinero de un presupuesto millonario para llevar a cabo un Mundial.


Ayer, en una reunión donde Sergio Massa junto al Ministro de Deportes y Turismo, Matías Lammens y “Chiqui” Tapia presentaron la noticia. El Ministro de Economía y candidatoa presidente, Sergio Massa destacó: “La camiseta argentina nos abre cualquier puerta”, sostuvo. Y agregó: "Me gustaría felicitar al fútbol argentino, cumplimos la tarea de darle los avales a nuestra Asociación, uno de los emblemas que tiene Argentina a nivel global".

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page