top of page

Del desastre de Bolsonaro a la recuperación de la integración regional con Brasil

Petróleo, gas, financiamiento, alimentos y manufactura en la agenda comercial. Impulsan una moneda común para el Mercosur. Detalles brindados por el ministro Sergio MAssa y su par Haddad


El Ministro de Economía Sergio Massa y su par de Brasil, Fernando Haddad dieron forma técnica al despliegue político montado por los presidentes Fernández y Lula da Silva y sellaron acuerdos comerciales. Más integración, más acuerdos, más beneficios comerciales más ventajas sociales y calidad de vida para los pueblos. De este modo, ambos gobiernos dejan atrás la cuestionable polñitica llevada adelante por el derechista Bolsoranro. Una política brasilera que, según argumetan algunos sectores del poder económico, fue estimulada por el macrismo con el objeto de esmerilar los ingresos de dólares al país.Cierta o no esta versión, lo real es que Argentina paso de 43 mil millones de exportaciones a Brasil a poco más de 25 mil millones de la misma moneda tras la llegada de Bosonaro al poder. Lula aseguro que volveran a poner aquellos negocios en la agenda que se merece la región: potenciarlo.


Durante una conferencia llevada adelante por ambos ministros, se sostuvo que “por más fuerte que sea la economía brasilera, hoy en el mundo que vivimos la integración es un elemento distintivo de nuestra competitividad. Hoy la industria exige una escala, tecnología de punta, inversión. No vamos a recuperar la capacidad competitiva si no sumamos esfuerzos para reinsertar a nuestras economías en el nuevo escenario global.”, dijo Haddad.


Por su parte, Sergio Massa detalló que “avanzamos en un programa de financiamiento de exportaciones recíproco que tiene por objetivo, en el caso de Brasil, aumentar el volumen y simplificar la vida de las empresas brasileñas a la hora de exportar a la Argentina, y en el caso de Argentina aumentar el ritmo de abastecimiento en lo que es las cadenas de valor argentina, y además disminuir el peso que el comercio bilateral con Brasil tienen nuestras reservas a la hora del día al día o semana a semana del cálculo de reservas netas del Banco Central”.


También aseguró que “el Banco do Brasil asume un compromiso con las empresas brasileras y el Banco Nación asume un compromiso con las empresas argentinas. Al aumentar la línea de crédito, el Banco do Brasil a 366 días, la obligación de pago de divisas se corre un año y un día, y ese es el impacto positivo que tienen las reservas del Banco Central argentino, porque la operación de pago es automática por parte del Banco Nación y el financiamiento en reales lo realiza el banco do Brasil a las empresas brasileras”.



250x250.gif
bottom of page