top of page

Daniel Scioli pasó la frontera traicionando sus palabras

El actual embajador, quien selló un acuerdo político con el gobierno de Milei, aguarda que el Congreso le renueve el plácet para continuar de embajador en Brasil.  

 

 

Como quien camina a contramarcha de los sentimientos de aquellos que algunas vez dijo representar, el actual embajador en Brasil, Daniel Scioli, acaba de manifestar su apoyo a las políticas desregulatorias del gobierno de Milei y Juntos por el Cambio. Medidas estas que, de aplicarse -de hecho el DNU está en vigencia y la Ley Ómnibus aguarda ser aprobada- , afectarán (ya lo están haciendo a partir de la devaluación y los tarifazos y descontrol de precios de alimentos) a sectores medios, del trabajo y la producción nacional, en particular PyMes. Entre los afectados por estas políticas anti producción, se ubica, por caso, Aerolíneas Argentinas.

 

Al igual que lo materializado por el gobierno de Juntos por el Cambio, Milei, al desregular la economía y abrir las puertas del país a todos los mercados del mundo, abrió las puertas a la fracasada política de “cielos abiertos”. Esta permite que cualquier empresa, local o internacional, aterrice en el país sin pedir pista. Cuestión que, además de no garantizar calidad de servicio, afecta seriamente a la empresa estatal Aerolíneas Argentinas. Tema que, por lo visto, a Daniel Scioli no le preocupa. Sí era materia de alarma en tiempos recientes en la mente del embajador.

 

“Hoy me reuní con el CEO de FLYBONDI, Mauricio Sana, y su Directora de Asuntos Corporativos, Lucía Ginzo, quienes manifestaron el compromiso de la compañía de operar nuevas rutas aéreas para potenciar la conectividad entre Brasil y Argentina”, acaba de señalar quien fuera candidato del peronismo en el 2015. Pretendió lo mismo en las últimas elecciones del 2023. El peronismo, el kirchnerismo, apostó por Sergio Massa.

 

A  pesar del malestar público expresado por todos los trabajadores de AA, del mismo modo que el gremio y el bloque de Unión por la Patria, Scioli -como quien traiciona su pasado- abona la desregulación del mercado aeronáutico, cuestión que los países serios cuidan. Mediante su red X y dejando ver la foto del presidente Milei, dijo “Actualmente FLYBONDI es la segunda compañía aérea del país, con el 21% del mercado y opera vuelos desde San Pablo, Río de Janeiro y Florianópolis”.

Para muchos, la actitud de Daniel Scioli se basa en verse perdido ante el imperio de la realidad: interpreta que no tiene carretel para encarar un trabajo político que lo ubique en el carril de candidatos. Seguramente, leyendo esto, prefirió acomodar su humanidad a los placeres que le otorga ser embajador. Tal vez, conociendo al actor y anticipándose a los tiempos, Sergio Massa lo desplazó del cargo de Ministro de la Producción cuando el tigrense se hizo cargo del Ministerio de Economía.

 

De este modo, mientras Massa continúa abonando el sendero por el cual transitó estos años junto al peronismo y el movimiento obrero, y de igual modo Axel Kicillof, y Juan Grabois, Scioli, traicionado sus palabras, se abre del espacio de Unión por la Patria para embarcarse a escenarios vinculados a la ultraderecha. Tal vez por estas razones,en la intimidad de Instituto Patria no descartan que Daniel Scioli termine siendo una pieza clave para el andamiaje electoral del gobierno. Especialmente si la alquimia que reveló el portal La política online fuera cierto. Una suerte de golpe institucional por parte de Mauricio Macri junto a la vicepresidenta Victoria Villaruel con el objeto de desplazar al intolerante Javier Milei. No es ningún secreto la dura interna tanto el  gobierno como en los socios de JxC. Así como una Elisa Carrió parece despegarse del "Loco" y de la impronta "anticonstitucional" que representa el DNU, existen legisladores proclives a consensuar, -Milei menciona a palaba coimeros- y acompañar le DNU y la Ley ómnibus, aún represenando esta un serio deteriro para los sectores medios y de la industria nacional. En esto de votar en el Congreso, legisldores como Pichetto, Masott, Diego Santilli, Cristián Ritondo, Florencio Randazzo,y no pocos radicales, se muestran dispuestos el levantar la mano. Así como Scioli no demoró mucho en ser convencido, lo propios sucederá con diputados y diputadas; basta escucharlos para corroborar dicha apreciación.


La casta gobernante, si algo sabe, es cómo aceitar los engranajes. Son profesionales de la coima y de la corrupción; la historia los condena.

Kommentare


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page