top of page

Cristina tenía razón con la jugada de Sergio Massa; la derecha ridiculizada

Así surge del reciente acuerdo con el FMI que promete mitigar los efectos del endeudamiento contraído por Juntos y la sequía. La rosca politica a la orden del día


El Ministro y precandidato a presidente Sergio Massa, más allá del acuerdo que acaba de adelantar alcanzado con el FMI y que implica en términos estratégicos no aceptar a libro cerrado todas las recetas devaluatorias y de ajuste que intenta imponer el organismo, volvió a poner en jaque y ridiculizar a la derecha nacional. Una derecha que viene anunciando que “el gobierno nos lleva al abismo”, que “el dólar necesita reperfilarse” –es decir, fuerte devaluación-, “cortar subsidios a economía regionales”, también insisten en “ajustar tarifas”, lo que traducido significa tarifazos.


Sin embargo, Massa, desoyendo estas cuestiones y “priorizando una política distributiva” tal cual señaló, pone el acento en un modelo político en que el Estado no desatienda las necesidades sociales. El otro modelo, el Juntos por el Cambio y Avanza Liberad, considera que son los mercados quienes terminarán satisfaciendo los requerimientos populares. La mentada teoría del derrame. Frente a este planteo, el precandidato a presidente por Unión por la Patria transita el camino de una justa “distribución de la riqueza” teniendo al Estado como garante de que esto se cumpla.


El nuevo acuerdo alcanzado con el FMI permitirá al gobierno sortear la delicada situación disparada a partir de una sequía que no registraba precedentes similares en los últimos 100 años. Una sequía que dejará al Estado sin ingresos estimados en el orden de los 22 mil millones de dólares.


Si bien el FMI es renuente a salvar economías emergentes, con programas acordes al desarrollo inclusivo que requieren los pueblos, en esta oportunidad algo pasó.


Al decir del propio Sergio Massa, la rosca política que el tigrense mantiene con legisladores de los EE.UU, con miembros del Tesoro y de la Reserva federal, y con el círculo más íntimo del presidente Baiden, actuaron como bálsamo para ablandar las exigencias del FMI. Cuestión que, por lo visto logró. Tampoco se puede soslayar la alquimia alcanzada con China.


A diferencia del gobierno de Juntos por el Cambio, que se endeudó para financiar la fuga de capitales de fondos buitres, el populismo, el peronismo, termina pagando semejantes desaguisados sin caer en la tentación de las fracasadas recetas de FMI, entre ellas, fuerte devaluación y la privatización de los recursos naturales. La historia nacional revela que la derecha, gobiernos dictatoriales incluidos, es la que se endeuda, pone bombas que destruyen esperanzas sociales y aparatos productivos y, es el populismo quien termina haciéndose cargo de semejante yunque.


Queda claro que las puertas que abre Sergio Massa, a nivel internacional, están permitiendo que la desactivación de la bomba implantada por Juntos por el Cambio no estalle. Es en este punto donde se comprende las razones por la cual la peronista Cristina Fernández, en una clara lectura de contexto internacional y nacional, termina apostando por el peronista tigrense para lograr la victoria electoral.

Claro que toda esta alquimia electoran. montada por UP, tendrá resultados victoriosos en tanto y en cuanto la dirigencia política y los y las funcionarian salgan del lugar de confor y vagancia, y la militen.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page