COVID en Zona Norte: caótico panorama sanitario

En la región norte de GBA de 18 fallecidos hace un año se llegó a 6.710


Por: Fernando Gañete Blasco- Nos encontramos ante una situación crítica con respecto a esta ola de contagios y muertes por Covid-19. Es una obviedad, pero por la forma de actuar de un sector de la sociedad, es una información que parece no ser conocido por todos. Quizá lo más contundente sean las estadísticas para tomar conciencia y la real dimensión.

No sólo a nivel nacional, sino en la Región V de la provincia de Buenos Aires que la conforman 13 distritos de la zona norte, los números asombran. Es que sólo en esa región hay casi 271.000 casos, de ellos 227.000 recuperados, por lo que 44.000 personas hoy tienen el virus. Pero lo más dramático es que de esa región perdieron la vida a causa del coronavirus 6.710 personas. Siendo los distritos que sufrieron más muertes: San Martín, Malvinas Argentinas, Tigre, Vicente López y San Isidro. Hace un año nada más (en abril del 2020) había 224 casos y 18 fallecidos en toda la región V.



El año pasado, en el mes de junio, nos alarmábamos cuando había una tasa de contagios en esta región de 118 contagios cada 100 mil habitantes y hoy naturalizamos tasas de contagios de 775 personas cada cien mil. La tasa de mortalidad ya superó ampliamente la de contagios del año pasado, hoy en la Región V 192 personas mueren por Covid por cada 100 mil vecinos que residen en la zona norte.




Ante este panorama resulta insólito que haya gente que se oponga a quince días de virtualidad en las escuelas como si fuera que le quitaran las clases, y para siempre. Muchos de ellos son los que si les aparece un viaje para la familia no llevan a sus hijos al colegio durante el tiempo que dure el viaje. Otros no abandonan las reuniones sociales, como cuando en plena guerra de Malvinas creían que colaboraban por el simple hecho de agitar unas banderitas sin hacer empatía con quienes daban la vida en el sur. “Pero no bombardeen Buenos Aires…” cantaba irónicamente Charly García, resaltando la actitud de esa gente por aquel entonces.


Como si los números no fueran contundentes, a continuación, se puede ver cómo fue la curva desde el inicio de la pandemia en nuestro país. Se puede apreciar la primera ola que comenzó a bajar a medida que subía la temperatura en la región. De todas formas, nunca se logró bajar a los niveles de cuando la sociedad estaba unida, se cuidaba, valoraba a los trabajadores de la salud aplaudiéndolos y se respetaba lo que decían los especialistas. Luego aparecieron los que no toleran a una ciudadanía unida, oponiéndose a todo, alentando a sus seguidores a que salgan a contagiarse en nombre de la “libertad” (ya sea en manifestaciones o a luchar contra los cuidados), hasta llamaron de “infectadura” a las medidas y sugerencias que se hacían desde la sensatez. Así lograron, con la complicidad de las principales empresas de medios, a temerle a las vacunas (las llamaron veneno) y hoy plantean una postura forzada de “defensa a la educación” cuando sólo se pide que no haya clases presenciales durante 15 días. Así lograron que la curva de contagios haya crecido como se ve a continuación al jugar con el agotamiento lógico de la sociedad por sobrellevar una pandemia.



Lo más preocupante es que, pese al incremento de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) y a los más de 1.500 médicos que incorporó la provincia de Buenos Aires, la ocupación de las camas UTI ya supera el 75% en lo que respecta a la Región V de la provincia.


Tenemos que tratar de evitar -entre todos- que colapse el sistema sanitario, cuidándonos y respetando lo que dicen las autoridades que consultan a los especialistas y dejar de dejarse llevar por quienes sólo quieren al caos. Para que no padezca ningún vecino más el sufrimiento propio o de un familiar. Las vacunas están llegando. Es un pequeño esfuerzo más, para poder disfrutar a los seres queridos.

300x250.gif
350x320 junio.gif