Con lo cobrado por grandes fortunas se fortalecen las Becas PROGRESAR

El presidente anunció incremento para los y las estudiantes. Más de 1 millón de beneficiados


Cuando se menciona la importancia de tener un Estado activo promoviendo e impulsado políticas pro activas, sea en el plano industrial, social, como educativo, lo importante es visualizar estas medidas. Y lo propio vale para comprender y saber cómo el Estado recuadra y dónde destina el dinero. Tal el caso del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PROGRESAR) en que alumnos de todo el país se ven seriamente beneficiados. El programa, vale mencionar, consiste en el otorgamiento de una beca o aporte económico de 5677 pesos mensuales por cada joven, con condicionalidades de matriculación, asistencia y rendimiento académico. Se cobra el 80 por ciento todos los meses y el 20 por ciento restante al finalizar el período.


Al respecto, en la jornada de ayer, el presidente Alberto Fernández anunció, en el Museo del Bicentenario, la ampliación del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PROGRESAR), destinado a fortalecer el sostenimiento en la escuela secundaria de las y los estudiantes de 16 y 17 años, con fondos del Aporte Solidario de las Grandes Fortunas.


“Nos tocó un tiempo traumático en el que muchos jóvenes dejaron de ver el horizonte que soñaban porque no sabían cuándo terminaba el momento ingrato de la pandemia, pero ahora el Estado tiene que estar presente ayudando a los que más les cuesta”, afirmó el mandatario. Y enfatizó en que este estímulo “no es un gasto: es una inversión para tener una sociedad mejor”.


Asimismo, recordó que este programa “se fue demacrando y olvidando” durante el gobierno anterior y aseguró que “eso explica que en el año 2019 hayamos tenido las calificaciones que tuvimos en materia educativa, que a una sociedad debería avergonzarla”.


“Estamos abriendo a muchos jóvenes la posibilidad de no quedar atrapados en el tiempo”, expresó Fernández y subrayó la importancia de que “estudien para que todos tengan la misma posibilidad de crecer”.


El Presidente estuvo acompañado durante el acto por el ministro de Educación, Jaime Perczyk; el diputado nacional, Máximo Kírchner; y la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta.


También estuvieron presentes los ministros de Interior, Wado de Pedro; de Cultura, Tristán Bauer; la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, la portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti y la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes, Macarena Sánchez, además de titulares de la cartera de Educación de varias provincias.



El programa consiste en el otorgamiento de una beca o aporte económico de 5677 pesos mensuales por cada joven, con condicionalidades de matriculación, asistencia y rendimiento académico. Se cobra el 80 por ciento todos los meses y el 20 por ciento restante al finalizar el período.


Asimismo, el jefe de Estado anunció la constitución del Fondo Fiduciario Público PROGRESAR que permitirá adecuar la inversión de los fondos recaudados por el Aporte Solidario y Extraordinario (Ley N° 27.605) que fueron asignados para potenciar esta iniciativa.


La recaudación alcanza los 48.423 millones de pesos al 6 de diciembre, de acuerdo a la estipulación de que el 20 por ciento de los ingresos percibidos por esta normativa tiene como destino al PROGRESAR. El Fondo Fiduciario será administrado por un Comité Ejecutivo conformado por autoridades de ANSES y del Ministerio de Educación de la Nación.


“La pandemia alejó a nuestros adolescentes de las aulas y decidimos que teníamos que hacer algo con esos chicos, teníamos que construir una herramienta que los volviera a abrazar y entonces pensamos en este día, en el día que pudiéramos anunciar la inclusión de chicos de 16 y 17 años al PROGRESAR para que pudieran terminar sus estudios secundarios”, indicó Raverta.


Y destacó: “Hay una decisión política de asignar presupuesto para que las y los jóvenes puedan terminar sus estudios secundarios”.


Por su parte, Perczyk remarcó que “el desafío es seguir buscando a todos los chicos que se fueron de la escuela uno por uno y que todos recuperen los aprendizajes”.


En tanto, Máximo Kírchner, autor del proyecto que se aprobó en el Congreso hace un año, indicó que el Aporte Solidario consiste en que “los que más tenemos ayudemos en un momento tan crítico para la Argentina” con el fin de “lograr recursos que son muy necesarios para poder proteger y promover a nuestra sociedad en sus diferentes escalas”.


Como requisito para la permanencia del estímulo, los alumnos y las alumnas deberán acreditar la asistencia en forma trimestral y los aprendizajes en las diferentes materias según el año de estudio.


La pandemia del COVID-19 agudizó las desigualdades para la inserción en la escuela secundaria, por lo cual este programa representa un complemento para las trayectorias educativas de las y los jóvenes que hayan visto interrumpida su educación o se hayan desvinculado del sistema


Pueden postular a las becas todas y todos las y los jóvenes de 16 y 17 años que estén cursando la escuela pública secundaria y aquellos que la hayan abandonado (que no estén matriculados en 2021) pero que se comprometan a retomar sus estudios mediante una declaración jurada. En todos los casos, el ingreso del grupo familiar al que pertenecen no debe superar tres veces el salario mínimo, vital y móvil.


La inscripción está abierta desde hoy hasta el 31 de enero de 2022 a través del sitio web: www.argentina.gob.ar/educacion/progresar.