Cambios en el gabinete de Julio Zamora

Tras los resultados electorales y vislumbrando el inicio de un nueva etapa de crecimiento y desarrollo nacional

Foto archivo: Kicillof, Massa, Zamora, compartiendo un acto más a fin de priorizar la producción y el empleo; la reapertura de un espacio recreativo y turístico.


Por: Tano Armaleo.- Por ahora, todo se encuentra cerrado en caja bajo siete llaves y nadie se atreve a dar nombres y áreas donde se producirán cambios. Por lo menos de manera oficial. La intención en dotar a la administración municipal de una dinámica acorde a los tiempos que ya ha comenzado a vislumbrarse en términos económicos, tras dos años de pandemia que se sumaron a la crisis dejada por el macrismo y dejar atrás la realidad electoral, ha llevado al intendente Julio Zamora a oxigenar el gobierno municipal. No muy distinto a lo producido en el orden nacional y provincial.


En lo que respecta al Concejo Deliberante, vale mencionar, con los resultados electorales en manos, el mismo quedará conformado a partir del 10 de diciembre, por 12 ediles del macrismo y otros 12 del Frente de Todos. Si bien las divisiones en ambos espacios son una realidad concreta, lo cierto es que la titularidad seguirá en manos del oficialismo municipal. En este caso, en manos del concejal Fernando Mantelli, que abreva de fuentes massista.


En cuanto a los cambios de gabinete, según pudimos recabar, los mismos serán la resultante de las miradas divergentes entre el massismo y el zamorismo: no habría lugar para otros sectores que no abreven del jefe comunal.

Si las diferencias entre ambos espacio parecieron haber encontrado un punto de coincidencia a la hora de abordar las elecciones, esto no abrió -aún- las puertas para un clima de mayor integración como viene transcurriendo en el orden nacional y provincial. En estos dos ámbitos, el Frente de Todos encontró el equilibrio acorde a los tiempos que corren. Primó el sentido común, cuidar, vivir con “lo nuestro” al decir del Aldo Ferrer.

Fue la propia Cristina Kirchner quien recordó -así lo reiteró en una reciente carta- que el poder institucional en Argentina es “del presidente, es el que tomas las decisiones finales”. No muy distinta es la postura de la otra pata que constituye la alianza del Frente de Todos y aporta votos, Sergio Massa. Un jugador que entrena con entereza y dedicación plena, una posible candidatura presidencial para el 2023.


Sin embargo, en Tigre el Frente de Todos todavía transita el último tramo de las rapideces. Un tramo que todo indica, será de inflexión hacia una nueva etapa. Para esto, Julio Zamora está dispuesto a reorientar su gobierno dotando a su equipo con nuevas caras. Sin embargo, no prevé la incorporación de massistas a la estructura. Tampoco el massismo las reclamas. La convivencia es la típica relación política que supo cultiva el peronismo durante todo su historial. No tensar la cuerda cuando se requiere poner el esfuerzo en otros andariveles con el objeto de consolidar lo que se tiene. Temas este, que ambos peronistas conocen muy bien


El nuevo gabinete promete atender, además de la alquimia política que requiere la situación, las exigencias de un sector productivo y laboral que se prepara para dejar atrás dos años de pandemia, y crisis macrista.


Si Alberto Fernández, al igual que Kicillof, aún no ha exudado aquella impronta con la que tanto se caracterizó el peronismo, mística y épica para transformar la realidad -salvo la convocatoria a internas para elegir todos los candidatos que sólo seduce a los militantes del FdT-, en Tigre, Zamora deberá mostrar garras e indicar el camino a cual llevará a transitar a la comunidad local. Así como la construcción del nuevo hospital de alta complejidad podría ser parte de la mística y épica a la que se hace referencia, cierto es que hay un sector de la población que necesita soluciones ya, y ahora.


Por lo pronto, Julio Zamora continúa estrechando lazos con el presidente y Santiago Cafiero. El trato y relación con Kicillof no es distinto al que tiene el mandatario provincial con el resto de los intendentes. Cierto es que la llegada de Martín Insauralde (intendente de Lomas) y Leonardo Nardini (intendente de Malvinas Argentinas) al gabinete provincial, dio comienzo a una nueva etapa emprendida por el mandatario provincial en cuanto a relacionarse con intendentes.

300x250.gif
350x320 junio.gif