AySA no hace milagros, pero el agua es bendita

Tras años de prostergación, vecinos de Benavídez y Rincón de Milberg recibieron agua potable por red. Además, más de 100 mil personas de la Región Norte se aprestan a recibir servicios de la empresa estatal

Foto: Sólo aquellos que deben lidiar con la falta de agua potable por red, saben el alto valor que implica abrir la canilla y tener el bendito líquido


El plan de obras que se encuentra en ejecución por parte de AySA implica 1.252 obras tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en los 26 municipios del conurbano. Esto se traduce en beneficios concretos para 1.890.000 personas. Además, la empresa que conduce Malena Galmarini, avanza con el plan de obras en municipios como San Isidro, Malvinas Argentinas y Tigre que redundará en beneficios para 100.000 usuarios. Obras como nunca antes había ejecutado AySA en todos sus años de existencias, cerca de 20 años. Basta ver las obras concretadas para comprobar lo dicho. Tuvo que llegar el modelo del Frente de Todos para volver a poner como prioridad el interés de la comunidad y no los negocios al cual tanto amaban en el anterior gobierno. Así fue que, bajo este esquema de poner a la gente como prioridad, AySA acaba de poner en marcha la red de agua potable en los barrios barrio San Patricio de la localidad de Benavídez y del barrio Parque Guazú Nambí (ex SOEVA) de la localidad de Rincón de Milberg, en el partido de Tigre.


Testimonios como el de Alicia López, que hace 48 años vive en San Patricio, junto a sus nietos, quienes viven en el fondo de la propiedad, dijo que “cuando tenían el agua de pozo vivían enfermos, tenían problemas de conjuntivitis y dolor de oído. Ahora ya no se enferman y desde que tenemos el agua potable, además las plantas están más lindas”. Por su parte, el esposo José, agregó: “Al calefón lo teníamos que limpiar una vez por mes porque se tapaba por el sarro. Y teníamos que llamar todos los años al service del lavarropa. Nos salía mucha plata. A los perros, incluso, les comprábamos agua embotellada porque era intomable. Ahora con el agua de red estamos muy contentos y más sanos incluso”.


Como es de imaginar, testimonios como el de Alicia se multiplican por doquier. Y todos coincidiendo en la importancia que tiene poder tener agua potable en sus canillas. Con sólo pensar que una de las principales causales de muerte que la OMS da a nivel mundial se produce por la falta de agua potable y red cloacal, no es complejo la importancia que adquieren obras como las habilitadas. No es un milagro de AySA, pero cierta mente que los vecinos toman poco más que “agua bendita”.

Vale recordar que en la Zona Norte del área de la concesión, durante el comienzo del 2022 AySA ya dio inicio a siete importantes obras en los partidos de San Isidro, Malvinas Argentinas y Tigre para que casi 100.000 usuarios y usuarias puedan conectarse a las redes de agua potable y cloaca, como también para mejorar el servicio en las zonas donde ya se brinda.


En Tigre, por su parte, comenzaron las obras para incorporar a 6.500 habitantes a la red de agua potable. Se inició, por un lado, la instalación de 9.300 metros de cañerías de agua para la “Red secundaria Talar Sur”, a la que se podrán conectar un total de 1.100 hogares. Y, por el otro, la obra de la red “Ricardo Rojas M4”, en donde se instalarán 4.700 metros de cañerías sumando a 500 hogares más a la red.

300x250.gif
muestra gestoria2.jpg