Escrache en la casa de Massa: ¿vecino insta a defenderse a los tiros?

Mientras la intervención judicial avanza, un reciente allanamiento, no materializado, puso de relieve el sentimiento violento y destituyente de ciertos sectores de la sociedad

La investigación judicial por el escrache sobre el domicilio de Sergio Massa y la difusión de datos personales (celular y domicilio, concretamente) del titular de la Cámara de Diputados va avanzando en los Tribunales de San Isidro. Sin embargo, la resistencia de algunos de los investigados por la justicia, llegan a un preocupante límite de violencia que remite a épocas pasadas, nefastas. Lindantes con la dictadura cívico- militar del 76.

La causa sobre la filtración de datos y el posterior escrache al domicilio particular del diputado, está en manos del juez Lino Miravelli. Es el mismo magistrado, sólo que como fiscal, que llevo adelante toda la investigación sobre la corrupción en el municipio de Vicente López durante la gestión del intendente García que termino comprobándose

los hechos y el reconocimiento delictivo cometido por la entonces secretaria de hacienda. Por esta avanzada judicial sobre el poder político, el entonces fiscal Miravelli fue desplazado por el fiscal Gra. Julio Novo. Novo fue acusado de proteger al poder político regional; termino siendo eyectado del poder judicial.

A la fecha, se llevan realizados allanamientos en dos domicilios presuntamente vinculados a personas que habrían difundido datos personales del presidente de la Cámara de Diputados. Según publicó La Nación, el primero fue en la casa de un hombre de 74 años que tendría participación en grupos de vecinos autoconvocados. Los policías se llevaron una computadora, dos tablets y dos teléfonos. El objetivo del allanamiento fue "secuestrar todos los aparatos de comunicación telefónica móvil y de los dispositivos electrónicos que pudieran tener acceso a internet" y proceder a la "requisa personal de los ocupantes del inmueble".

Sin embargo, un extraño y alarmante episodio se registró al momento en que personal policial intentaba allanar un domicilio en el lujoso y exclusivo Club Newman ubicado en Benavídez, Tigre. Según trascendió, debido a un error en la orden de allanamiento, personal uniformado y judicial no pudieron ingresar. Los domicilios serían de un tal Ulloa y la casa de Elizalde.

“Mañana la traen corregida. Un espanto. Tenemos que hacer que no entren al club y defendernos a los tiros. Yo ya me cansé. Hijos de puta. Esto es verdad. Están allanando casas de personas q se manifestaron”, el texto, al cual accedió Lo Nuestro, habría sido enviado, vía celular, por algunos de los que días atrás salieron a escrachar el domicilio de la familia Massa.

Tanto el escrache, como el texto en cuestión, y los constantes dichos y gestos destituyentes en muchos casos, de neto corte golpista alimentado por sectores opositores al gobierno, desafortunadamente, remiten a viejas prácticas que hoy parecieran querer ser reinstaladas.

Intolerancia y desprecio a valores republicanos y democráticos es lo que prevalece en boca de estos sectores. Y todo indica que buscan violentar al oficialismo.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por