Vicente López habilitó construcciones mientras el COVID merodea

Obras en pozo, no así refacciones en viviendas habitadas

Dentro del marco que permite la pandemia, el municipio de Vicente López habilitó el rubro construcciones. Más precisamente, lo que respecta lo que se llama obras en pozo. Es decir, la construcción de torres o propiedades que parten desde los cimientos.

La apertura de la actividad, se ajusta, tal cual confiaron desde el municipio, a las exigencias que impone el protocolo de salud: distanciamiento, uso de barbijos y controles de temperatura. Temas que, lógicamente, deberán ser supervisadas, en primer término, por las propias empresas constructoras.

Dar paso a las construcciones, más allá del propio riesgo que esto atañe mientras el COVID no sea domesticado (vacuna mediante), es acompañar el plano laboral y productivo, sin perder de vista que para las arcas municipales esto implica fuertes ingresos económicos.

300x250.gif
muestra gestoria2.jpg