Gustavo Posse no quiere ser cabus de Juntos por el Cambio

Reclama internas en la UCR. Se anota como candidato a presidente de la UCR provincial.

Por: Tano Armaleo.- A esta altura de los acontecimientos decir que Gustavo Posse es una “animal” político, no es ninguna novedad. Su largo derrotero por las arenas políticas, sus logros, avances y retrocesos, así lo indica. Sólo así se comprende que, mientras el COVID se despacha sobre el escenario nacional y los mecanismos de salud, a la luz de los hechos, logran los resultados esperados, que los muertos no se acumulen de adecenas de miles, Posse tengan la voluntad y ganas de ir por la presidencia de la UCR de la provincia de Buenos Aires.

Una voluntad que muchos atribuyen a su ADN. Aquel, tal vez, que fuera mamado en la cuna cuando su padre Melchor “Cholo” Posse en vez de contarle un cuento de los Tres Chanchito, le bajaba línea y lo formaba en la doctrina de Leandro Alem y del “peludo” Hipólito Yrigoyen, y algunos capítulos seguramente de Arturo Frondizi y del Bisonte Oscar Alende que supieron romper con la UCR cuando esta se “derechizo” para defender intereses antinacionales.

Así como aquel radicalismo se quebró antes que doblarse, el actual, el que tiene como caras visibles en Mario Negri, Rodolfo Cornejo, Ernesto Sanz, entre otros, apostó a un modelo claramente derechizado y gorila, es decir, acerrimamente antiperonista. No en vano, la UCR que fue y sigue siendo cabus del tren de Juntos por el Cambio hace todo lo posible para borrar la histórica impronta radical, y sobre todo, la memoria de Raúl Alfonsín.

Frente a semejante panorama y con una alianza (JxC) que le bajó el pulgar a Mauricio Macri y que tras la derrota se encuentra inmersa en una dura interna y con un disputa abierta en el PRO y en la UCR, todo con el objeto de “reperfilar” un nuevo liderazgo, Gustavo Posse saca a relucir a ese “animal político” mostrando capacidad de supervivencia. No lo hace sólo, tienen otros de su “especie” con quien transitar la estepa bonaerense.

Su candidatura a presidente de la UCR provincial es parte de una alquimia en la que interviene Martín Lousteau, Emilio Monzó, Rogelio Frigerio e intendentes de Buenos Aires que también coinciden en la necesidad “recuperar al radicalismo de Buenos Aires”. Los nombrados, cabe señalar, son dirigentes que tienen coincidencias con el sector rebelde del PRO. En esta saga se ubican María Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Jorge Macri, Néstor Grindetti, Cristian Ritondo, Guillermo Montenegro, que son los rostros más visibles que se pararon ante Mauricio Macri .Lo hicieron no sólo para cuestionar la conducción de Patricia Bullrich al frente del PRO, es un tiro por elevación. “El fondo de la cuestión, no es Pato, es Mauricio”, aseguran las y los “rebeldes” que supieron ser sumisos frente al ex presidente.

El sanisidrense anuncia abiertamente que prepara las valijas para encaminarse a la presidencia de la UCR. Un tránsito nada sencillo –ya lo intento en otra oportunidad-, salir de su San isidro. Cierto es que tiene “la casa en orden”, con una sucesión en puerta, la de Macarena Posse, y una oposición, especialmente la del PJ-Frente de Todos, dividida, bloque de concejales incluido, y sin proyecto bien definido.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por