El Coronavirus salva a Macri y Vidal

Vivieron eternamente del Estado, lo denostaron, lo arruinaron, ahora piden su presencia

Por: Tano Armaleo.- Lo que trae el coronavirus es delicado, dramático por las muertes y sobre todo, impredecible en materia sanitaria; y de futuro inmediato. Tampoco es complejo imaginar que además de la cuestión puntual que sacude al mundo, el virus dejará a varios países en situación de extrema gravedad económica. Lo que generará, indefectiblemente, serios perjuicios sociales en la población. Sin embargo, dentro de tanto flagelo, lo que se ve muy claramente es que son los ESTADOS quienes toman medidas concretas para mitigar y superar la situación. Los mentados mercados, solo especulan sobre la desgracia ajena; nunca fueron distintos.

Así como China inyecta más de 200.000 millones de dólares al sector productivo, lo propio hace el Estado de los EE.UU al volcar 500.000 millones de la misma moneda solo para la producción. No muy distinto es lo que realiza la Francia del liberal Macron. Por su parte, el Estado italiano invertirá 25.000 millones de euros para subsidiar, al igual que los otros países, a empresas y trabajadores pagando en éste último caso cerca de 600 euros mensuales para aquellos que no pueden concurrir al trabajo.Algo parecido con el tema alquileres. Las miles de casas que tienen los Estados en alquiler ahora postergaran el pago a modo de aliviar mitigar la crisis social. Políticas similares sólo que con montos más considerables, destinará Alemania. Como se observa, las baterías de medidas desplegadas por los Estados, aún aquellos que abrevan del campo del neoliberalismo, terminan siendo políticas populistas: Estados activos que subsidian y se solidarizan con la población.

Por eso, cuando los profetas que hasta ayer estuvieron por estas tierras -el gobierno de Cambiemos con Macri y Vidal y la UCR como máximos exponentes- denostando al Estado y todo lo que él representaba, trabajadores incluidos al tildárselo de “grasa militante” y “vagos”, hoy ven de manera clara y evidente que sin él (Estado) la pandemia hubiera sido abordada de manera muy distinta. Sin ir muy lejos, en los EE. UU o Chile, el ciudadano de a pie no tiene la cobertura sanitaria que sí les garantiza, por caso la actual Argentina. Tanto garantiza un Estado activo y solidario, que a todos los viajeros que se encuentran en el exterior Aerolíneas Argentinas les garantiza el retorno. Y ni hablar de la salud: son los hospitales públicos que ponen el pecho.

Así como denostaron y denostan al Estado evadiendo y fugando miles de millones de dólares, lo que implica que el país no tenga cientos de Hospitales, miles de escuelas, o miles y miles de kilómetros de rutas, también cortan rutas al solo efecto de no pagar un 3% más de impuesto en medio de una crisis heredada.

Fue Mauricio Macri quien acaba de decir que “el populismo es más grave que el Coronavirus” omitiendo por cierto, que dejó un país en ruinas tal cual está de mostrado. Y sin entrar a analizar el robo que le infligieron al Estado. Como dato bien vale mencionar que el Grupo Macri como accionista de Autopista del Sol se llevó del Estado la friolera de 500 millones de dólares, cuando en realidad no le correspondía tal cual está investigando la justicia. Así y todo, hay un alto porcentaje de la población que todavía aplaude las políticas de Cambiemos. Dicen descreer del Estado, claro, cuando no lo pueden saquear.

La contracara de dicho pensamiento habría que ubicarla, por ejemplo, en el sindicalismo nacional (CGT Y CTA) que pusieron todos los hoteles a disposición de Estado nacional si llegado el caso faltaran camas o centros de atención. Y así como Aerolíneas tiende los brazos, las “benditas” low cost se borraron del escenario.

Es cierto, a la familia Macri siempre lo salvó el Estado; y el reciente pacto judicial-mediático. Ahora, es el coronavirus que salva a Mauricio Macri y Vidal de cualquier juicio que pueda pender sobre sus gobiernos.

300x250.gif
Gestoria Noemi ok.jpg