URGENTE: enterraron al fiscal Nisman en ceremonia secreta


Cuando la realidad es enturbiada por la ficción

Por: Tano Armaleo.- Allí, en el cementerio de La Tablada estaban directivos de la AMIA, un selecto grupo de la comunidad judía –los ultramacrista por cierto-, el presidente Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Laura Alonso, Elisa Carrió, los radicales Mario Negri y Gerardo Morales, los jueces Bonadio e Irrurzu, los fiscales Moldes y Pollicita, Juan Mahinque, la ex mujer del “eficiente incompetente”, Sandra Arroyo; directivos y accionistas de los diarios La Nación y Clarín, Luis Majul, Jorge Lanata, Alfredo Leuco, Feimman, el diputado Wolff, el Comandante Gral. de Gendarmería, entre los rostros más reconocidos. Como era de imaginar, las escenas recogidas eran de dolor y profunda desazón. Rostros desencajados, rostros de quien ver escurrir la arena entre sus manos. No era para menos: estaban enterrando al polémico y cuestionado fiscal Alberto Nisman. Aquel que se pegó un tiro un 18 de enero de 2015, tal cual demostraron peritos de la Corte de Justicia.

La ceremonia fue custodiada, y manejada, con la más estricta reserva en materia de seguridad nacional e internacional. Nada tenía que trascender a la prensa. Para esto, el MOSAD, la CIA, y la loca AFI operaron con los amigos. Sin embargo, siempre hay un herido, esos que le sueltan la mano y salen a contar más de lo debido.

En realidad, al cuerpo del Nismam lo tenían en la morgue y cada tanto lo sacaban a relucir como si fuera uno de esos cadaveder embalsamados que suelen exhibirse, de manera tétrica, en algunos museos. Un principio forense dice que “los muertos hablan”. El de Nisman habló el mismo 18 de enero del 2015. Sin embargo, el suicidado fiscal pasó al podio de “asesinado”. Había que montar una verdadera película; y vaya si se logró. !Y tuvo final!. Final trágico aquel 18 de enero. Y ahora,otro final, el sellado tras el reciente entierro.

Mientras el cajón que contenía los restos del fiscal iba descendiendo, los presentes arrojaban tierra, algunos cuadernos (quemados, otros recuperados), hojas judiciales de testigos arrepentidos, y hojas de libros. Sí, de libros. De Víctor Hugo y de José Ingenieros. Según pudimos recabar, eran extractos de Los Miserables y del Hombre Mediocre, respectivamente. También se arrojó la tapa de un video: Relatos Salvaje. Todo muy raro. Sin pretender ser irrespetuosos, eso parecía un set de filmación. Había actores de lujos; sobraban. El argumento el ideal: hombre (fiscal) impoluto es asesinado por investigar delitos de una presidenta; esto regado con mujeres de la noche, cuentas millonarias en el exterior, involucramiento de servicios de inteligencia internacionales, y medios de comunicación inventando hipótesis de cómo había sido el crimen; una honesta fiscal que descubre la punta de la mentira y por eso termina siendo desplazada al momento en que asume un nuevo presidente.

Así enterraron a Nisman. En silencio, con mucho ocultamiento y conscientes de que ese cuerpo no debía hablar. Por eso, había que sepultarlo de la manera que lo hicieron Y ante gente que -más que allegados íntimos-, parecían parte activa (actores) de un montaje cinematográfico que acaba de terminar. Ya nadie habla de Alberto Nisman. Sólo fue una película de ficción que fue vendida y consumida mansamente por un amplio sector de la población.

Tal vez, tal vez, en la Argentina que se avecina el Poder Judicial comience a escribir la otra versión, aquella donde de verdad el “cadáver hable”.

Como si fuera una toma al mejor estilo de Ford Coppola, cuando todo parecía concluir en el Cementerio, Marcos Peña y Durán Barba arrimaban una nueva ficción al presidente Macri. Un gobierno con datos oficiales desastrosos pierde las elecciones, así y todo, montan un relato asegurando que dejan las bases para el gran despegue del país; medios de comunicación abonan la ficción; fondos buitres -integrado, algunos de ellos, por ex funcionarios del gobierno que se va- acorralan al nuevo gobierno; paralelamente los “blancos y puros” del país sienten la amenaza de un gobierno populista que augura quitarles privilegios; ellos son el demonio, nosotros diálogo y respeto a las instituciones; grupos evangélicos y del club de las buenas ondas se convierten en el sostén moral de los que intentan regresar; crean un Indec paralelo y tiran datos falsos; sacan a los amigos a cortar rutas; comienza el operativo desgaste ampliando la grieta… serían algunos de los ejes argumentales de la nueva ficción que tendría a Macri como principal actor. Los datos aportados surge pues Lo Nuestro pudo acceder de manera extraña al borrador: un sobre fue pasado por debajo la puerta de la redacción. El material en cuestión , también contenía una filmación del momento en que Peña entrega el texto a Mauricio; el hombre recupera la sonrisa.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por